Remedios caseros para eliminar el flujo vaginal excesivo

El flujo vaginal puede verse alterado por varias causas, pero pueden ser tratados con algunos remedios caseros.

La higiene intima es muy importante para que la zona vaginal no contraiga alguna infección. Asimismo, aunque pocos consideren que el flujo vaginal es sinónimo de algún problema de salud, lo cierto es que nos ayuda a combatir infecciones y a que todo funcione correctamente en nuestra zona íntima.

Sin embargo, si el flujo vaginal excesivo, puede ser un problema y si, además, presenta alteraciones en su textura, color y olor. Ante la presencia de esta situación, es importante acudir con un especialista para llevar un tratamiento adecuado.

Ante la presencia del flujo vaginal que no es normal, puede la vida sexual y la autoestima, pero, la buena noticia es que existen métodos naturales que pueden complementar el tratamiento brindado por el ginecólogo.

Es así que, a continuación, te presentamos 4 remedios caseros que puedes probar cuando notes algún cambio en el flujo vaginal, señalados en el portal Mejor con salud. ¡Atenta y toma nota!

1. Yogur natural

Aplicación

Toma un par de cucharadas de yogur natural y frótalo sobre las áreas externas de la vagina. Tras ello, deja que se seque sin enjuagar y repite su aplicación 2 o 3 veces al día.

De forma complementaria, consume un vaso de yogur al día.

Nota: el yogur natural contiene cultivos vivos similares a los de la flora vaginal.

2. Infusión de caléndula

Prepara una infusión concentrada con flores de caléndula. Luego, déjala reposar y usa el líquido para hacerte baños de asiento 2 veces al día.

Nota: las flores de caléndula se emplean como remedio alternativo contra las infecciones íntimas que producen mal olor, irritación y flujos abundantes.

3. Infusión de salvia

Prepara un litro de infusión de salvia y usa el líquido para enjugar la zona íntima. Repite el tratamiento 2 veces al día hasta aliviar el problema.

Nota: la salvia cuenta con propiedades que ayudan a equilibrar la flora vaginal.

4. Vinagre de manzana

Diluye media taza de vinagre de manzana en el agua de la tina y lava especialmente la zona íntima. Realiza el tratamiento 2 veces al día, mínimo durante una semana.

Nota: las propiedades antifúngicas y antimicrobianas que tienen las manzanas facilitan el control de los malos olores y las secreciones.

Cabe mencionar que, antes utilizar estos remedios naturales, consulta con tu médico para evitar alguna reacción alérgica o prevenir algún efecto secundario.

Te puede interesar

SÍGUENOS