Estos son los tres mitos más populares con la salud del corazón

La alimentación juega un papel muy importante, por eso te aclaramos los mitos más populares con la salud del corazón.

Las enfermedades cardíacas son las principales causas de muerte en el mundo y muchas veces el riesgo tiene que ver con la alimentación.

Como la alimentación juega un papel muy importante, los especialistas de Mayo Clinic mencionaron cuáles son los mitos más populares con la salud del corazón.

Mito 1: el aceite de coco es una alternativa de cocina saludable para el corazón

Argumento:

El aceite de coco es extremadamente alto en grasas saturadas y hasta puede superar en alrededor del 50 % a la mantequilla.

Sus defensores creen que algunas grasas saturadas del aceite de coco son menos dañinas y pueden realmente elevar los niveles del colesterol bueno.

La realidad:

Se ha demostrado que el aceite de coco eleva los niveles del colesterol bueno y malo más que otros aceites de origen vegetal, como el de oliva. Y no hay estudios a gran escala que demuestren sus supuestos beneficios.

Mito 2: es mejor evitar los huevos o, al menos, las yemas

Argumento:

Las yemas de huevo contienen bastante colesterol y es obvio pensar que consumir tanto colesterol sea perjudicial para el corazón.

La realidad: 

La mayor parte del colesterol presente en el cuerpo es producida por el hígado y no proviene de la alimentación.

Diversos estudios demuestran que los niveles de colesterol están más relacionados con las grasas ingeridas, como las saturadas y las trans, que con el colesterol mismo.

Los huevos también contienen nutrientes saludables, como vitaminas A y D, y proteína.

Mito 3: los suplementos de ácidos grasos omega-3 ayudan al corazón

Argumento:

Comer pescado puede disminuir el riesgo de muerte por enfermedad cardíaca, pero si no lo comes regularmente, una opción es tomar un suplemento de ácidos grasos omega-3 o de aceite de pescado.

La realidad:

Una gran revisión de diversos estudios, que abarcó a cerca de 80 000 pacientes, no encontró ninguna relación entre los suplementos de ácidos grasos omega-3 y las enfermedades cardiacas.

Lo mejor es que los ácidos grasos omega-3 provengan de la alimentación y no de un frasco de pastillas.

Te puede interesar

SÍGUENOS