Niños que tienen mayor contacto con la naturaleza tendrían mejor salud mental

Estudio científico concluyó que los niños que tienen mayor contacto con la naturaleza poseen mejor salud mental al crecer.

La tecnología se ha hecho parte indispensable para la realización de nuestras actividades y que hoy en día hasta los niños tienen mayor contacto con los aparatos electrónicos. Sin embargo, esto no podría ser bueno para su salud mental y que lo mejor sería que ellos tengan mayor contacto con la naturaleza.

De acuerdo con un estudio científico publicado en la revista científica International Journal of Environmental Health Research, sostiene que los niños que en su infancia han tenido mayor acceso a entornos de naturaleza tienden a tener una mejor salud mental cuando sean adultos.

No hay duda que realizar actividades al aire libre puede generar grandes beneficios para la salud, pero en el caso de los niños puede ser la pieza clave para que los niños ya puede beneficiar la salud mental en la edad adulta.

¿Cómo se llegó a esta conclusión? Para obtener este resultado, los investigadores encuestaron a 3.585 adultos de 18 a 75 años en cuatro ciudades europeas sobre temas como la frecuencia con la que visitaban espacios naturales cuando eran niños y ahora como adultos. Los participantes también recibieron una prueba psicológica para determinar el estado de su salud mental en el último mes.

A través de esta investigación, se relacionó que los adultos con que no habían sido expuestos a la naturaleza de niños, de adultos mostraron problemas de salud mental “significativamente peores” y no veían a los espacios naturales con tanta importancia en la edad adulta como aquellos que pasaron más tiempo creciendo al aire libre.

No obstante, es importante tener en cuenta que los autores mencionan un potencial de sesgo de recuerdo ya que el cuestionario fue autoinformado y solo incluyó una pregunta sobre la exposición infantil.

Tras ello, los investigadores dicen que sus hallazgos resaltan la importancia de la exposición infantil a naturaleza en relación con el desarrollo de una apreciación e interés por el bienestar de la biodiversidad. Además, resaltaron la posibilidad de que crecer en exposición con entornos naturales podrían propiciar estados psicológicos saludables en la edad adulta.

Te puede interesar