Protégete de los rayos del sol siguiendo estos consejos

La sobre exposición a la luz solar tiene efectos nocivos sobre la piel.

El verano es una de las estaciones más queridas por muchas personas ya que se puede aprovechar para realizar diferentes actividades al aire libre en compañía en toda la familia; sin embargo, la sobre exposición podría causar graves daños a la piel.

Ante ello, Vanina Gegdyszman, médica dermatóloga, señalo que la protección de la piel debe realizarse los 356 días del año y durante la época de verano el cuidado debe ser aún mayor ya que podrían aparecer manchas y arrugas, aumento del número de lunares, cáncer de piel y variadas alteraciones oculares.

En ese sentido, la especialista reveló distintos consejos para que la piel de las personas no sufra una sobre exposición. ¡Atenta y toma nota!

- El horario en que la persona se expone al sol: "Hay que evitar la exposición hasta las 16 horas, ya que en esa franja horario los rayos solares son más fuertes".

- Ponerse protector media hora antes de estar abajo del sol y reponer cada dos horas: "Lo mismo sucede cuando la persona realiza actividad física bajo el sol, debe reponerse constantemente para evitar quemarse inapropiadamente".

- Usar sombrero o gorra: "El uso de sombrero de ala ancha es ideal ya que protege lo que son la nariz y las orejas".

- Utilizar protector facial: "Muchas personas se olvidan de que el facial es tan importante como el de cuerpo, en adultos el factor debe ser 30 y en niños en 50″.

- No cambiar factores de protección: "Es importante que la persona utilice siempre el mismo. Hay un mito generalizado que está bien empezar el día con factor 15 y terminar con 50 o viceversa".

- El protector debe aplicarse en toda la piel expuesta al sol y debe prestarse especial atención en zonas como los tobillos, el escote o la cabeza en caso de calvos naturales o rapados.

- Luego de cada exposición, además, se debe hidratar la piel para seguir protegiéndola. Se recomienda también el uso de cremas "post-solar" para que que la piel no se lesione.

- No se debe exponer al sol a bebés y niños pequeños hasta los seis meses de vida (principalmente porque hasta este momento no pueden utilizar protectores) y hasta los tres años, por lo menos, protegerlos con ropa de algodón, sombreros y FPS superior a 50.

Cabe mencionar que exponerse al sol constantemente produce un fotoenvejecimiento prematuro. Esto se produce debido a que la radiación uve y uva penetra la piel deteriorando las células que dan nacimiento a la epidermis.

"Es importante darse cuenta del llamado de atención ya que, si no hubo una buena aplicación o un descuido de la persona en protegerse, termina siendo un factor de riesgo, ya que el sol está modificando siempre algo en la piel. Y lo más alarmante es que el daño producto del sol se va acumulando a lo largo de la vida", enfatizó la profesional.

Te puede interesar