¿Extirparte los ovarios aumenta el riesgo de insuficiencia renal?

El estudio muestra un vínculo importante entre la supresión de estrógeno en mujeres más jóvenes y el daño renal.

¿Sabías que extirparte quirúrgicamente los ovarios durante la perimenopausia incrementa el riesgo de que las mujeres desarrollen insuficiencia renal crónica? Y hay un estudio que lo comprueba.

“Este es el primer estudio que muestra un vínculo importante entre la supresión de estrógeno en mujeres más jóvenes y el daño renal. Las mujeres que se someten a una cirugía para extirpar los ovarios presentan un aumento en el riesgo de desarrollar insuficiencia renal crónica a largo plazo”, indica el Dr. Walter Rocca, neurólogo, epidemiólogo y autor del estudio de Mayo Clinic.


Según investigaciones anteriores realizadas en animales, el estrógeno, la hormona femenina, tiene un efecto protector en los riñones. Esto llevó a los médicos a preguntarse qué efecto podría tener la extirpación de ambos ovarios en la función renal de las mujeres durante la perimenopausia.

Se sabe que en la insuficiencia renal crónica, también conocida como falla renal, los riñones están dañados y no pueden filtrar la sangre de una manera adecuada.

Si el riñón de una persona está severamente dañado y empieza a fallar, las opciones de tratamiento se limitan a diálisis y trasplante de riñón.

Según indica el médico a cargo del estudio, estos resultados enfatizan la necesidad de que los médicos conversen acerca del incremento en el riesgo potencial de desarrollar insuficiencia renal crónica con las mujeres que están considerando la extirpación de ovarios.

“En mujeres que no presentan un riesgo genético de desarrollar cáncer mamario u ovárico, recomendamos no utilizar la extirpación de los ovarios como una opción preventiva puesto que conlleva un aumento en el riesgo de que se presenten varias enfermedades, incluida la insuficiencia renal crónica, y un mayor riesgo de muerte”, añade.

El estudio se realizó a 1 653 mujeres que viven en el Condado de Olmsted, Minnesota, a quienes se les había extirpado los ovarios antes de los 50 años con un número igual de mujeres de la misma edad quienes no se sometieron a la cirugía.

A ellas se les hizo un seguimiento por un promedio de 14 años. Los investigadores encontraron que las mujeres a quienes se les había extirpado los ovarios tenían un riesgo del 6,6 por ciento más elevado de desarrollar insuficiencia renal crónica, en comparación con las que no tuvieron la cirugía.

El riesgo de falla renal era aún mayor en mujeres menores de 46 años. Las féminas a quienes se les había extirpado los ovarios antes de los 46 años, tenían un incremento del 7,5 por cierto en el riesgo de desarrollar insuficiencia renal crónica.

 

Riñones

Te puede interesar