Netflix: ¿Quién muere en el final de 13 Reasons Why, temporada 4?

Seguidores de la serie de Netflix se muestran muy sorprendidos con las imágenes que se ven en el trailer oficial.

El estreno de la temporada 4 de Por trece razones (13 Reasons Why) mostró un ataúd, adelantando que uno de los estudiantes del Liberty High School moriría a lo largo de la entrega. Pese a que los espectadores estaban prevenidos, el desenlace de la ficción de Netflix ha dejado una sorprendente y trágica revelación.

NO DEJES DE LEER: Giovanni Ciccia denuncia incumplimiento de pago a los actores de parte de la TV

Atención, esta nota contiene Spoilers 

Hacia el final de la serie se ve a Justin (Brandon Flynn) desmayándose en el baile de graduación. Momentos después se descubre que ha dado positivo en VIH, enfermedad que probablemente contrajo en la época en que vivía en la calle y consumía heroína. Clay (Dylan Minnette) se muestra abatido al conocer la noticia, y más aún al descubrir que Justin también fue un trabajador sexual cuando no tenía hogar.

La enfermedad está muy avanzada cuando revelan su diagnóstico, por lo que Justin necesita la ayuda de un respirador. El joven contrae una infección cerebral y sus amigos acuden al hospital para despedirse. Durante el funeral de Justin, una ministra interpretada por Phylicia Rashad pronuncia un discurso conmovedor en el que exige que los jóvenes hagan un cambio en sus vidas.

"Hemos dejado que nuestros miedos, nuestra vergüenza, nuestros códigos morales retorcidos, nos mantengan en silencio mientras la muerte acecha a más jóvenes. Yo digo basta", reivindica. Después de la graduación, aparece el fantasma de Justin, tal como hizo el fantasma de Hannah Baker en la temporada 2. "Puedes amar a las personas que hicieron cosas malas. Puedes perdonar a las personas. Incluso las personas que más te hirieron", le aconseja a Clay. "Cuando perdonas a alguien, significa más para ti que para ellos".

Además de la muerte de Justin, el final también incluye la graduación y la conclusión de la investigación sobre la muerte de Bryce (Justin Prentice). Alex (Miles Heizer) confiesa el crimen a Winston (Deaken Bluman), quien ha estado investigando al grupo durante toda la temporada. Sin embargo, Winston no se lo dice a nadie y la policía cierra el caso. La serie termina con Clay y Tony (Christian Navarro) conduciendo, a punto de empezar su nueva vida en la universidad.

Mira el trailer de esta esperada serie de Netflix

Te puede interesar

SÍGUENOS