“Porque eres mujer, no te dejes rendir”, carta para ser fuerte

Después de haber sido débil por confianza o por amor, ser fuerte es la única opción de seguir adelante. Esta carta te dirá cómo empezar a serlo y continuar con tu vida. 

Ser herida cuando se es más vulnerable es un reto para ser fuerte y demostrar la frialdad que siempre se tuvo. Una mujer se puede prohibir dejar de necesitar amar a esa persona y llevar ese cariño como un simple respeto. Una carta habla de la relación de ser una chica y el no dejarse rendir.

TAMBIÉN LEE: Carta de una madre para que su hija adolescente sea más fuerte

Mujer, fuiste herida porque te dejaste ver débil, porque te dejaste creer todo lo que él dijo poder hacer y porque no hiciste nada cuando te diste cuenta que las cosas no iban por el camino que debían ir.

Mujer, fuiste lastimada con un animal cazado, pero ya no veas mayor problema en eso, al final de todo, te habrás llevado lo mejor de ti y no sólo eso, también te llevaras lo mejor de él. No está de más llorar…
Llora a gritos, con lágrimas que no cesan, date el lujo de gritar y berrear cuando sea necesario, porque eres tú la que has soportado. Sólo tú sabes cuán grande es el dolor que guardaste en tu pecho, sólo tú sabes cómo fue el tiempo en el que él te lastimó.

Pero cuando sea necesario date un tiempo para poder sanarte, pero cuando sea el momento exacto toma un pequeño momento para volverte un tanto más fuerte, permite que se abra el cielo y te deje ver el reflejo de un rostro nuevo, en el que las lágrimas ya no tienen surcos, un rostro nuevo; tu rostro.

Mujer, date la oportunidad de aprender de cada herida que te han hecho, no importa las veces que se repitan, a veces hace falta más de una vez, para que podamos aprender la verdadera lección y no importa que hayas sido vulnerable, siempre podrás aprender a ser fuerte.


Fuiste presa de un engaño, de una conveniencia, pero eres más de lo que crees y dejarte caer, no es la opción que los demás esperan de ti, independiente a eso, dejarte caer no es ni lo que tú esperas de ti, pues te sabes capaz de más. Te sabes capaz de sobrevivir a cualquier golpe, por más profundo que éste sea.

Mujer, eres inteligente, sabes amar sin restricciones, eres hermosa, sabes ser desprendida y conoces los valores que te hacen una persona casi perfecta. Eres fuerte y conoces tus capacidades, entonces, levanta la cara, limpia las lágrimas y deja ver ese bello rostro. Levántate y sigue el camino que prefieras, siempre y cuando te haga feliz”.

NO TE PIERDAS:“Para ti, a quien nunca le podré decir adiós”, carta sobre el amor que nunca se olvida

1.  Dejar de hacer lo que se hace y modificar el enfoque

Se debe tomar un descanso de lo que se hace y concentrarse en los cinco sentidos. De esa forma, se recordará el presente y evitar la ansiedad, tristeza o ira se salgan de control.

2.   Respira

Cuando se tiene una emoción intensa, se tiene que respirar para disminuir el estrés. Se tiene que respirar desde el abdomen y se tiene que hacer lentamente.

3.  Sonríe y reconoce tus fortalezas

Esto ayuda a que la gente perciba que eres una persona positiva. No demores en sonreír.  Determina qué quieres cambiar de ti y que fortaleza quieres reforzar. 

Te puede interesar