¿Por qué es recomendable ir a terapia de pareja?

Si estás atravesando por problemas de pareja o estás a punto de la ruptura pero ninguno se atreve a resolver el problema, entonces es hora de una cita. 

¿Sabías que generalmente son las mujeres quienes llevan al hombre a una terapia de pareja? No consiste que un experto diga si uno de los dos tiene toda la razón, sino de conocer qué cosas pueden mejorar o cambiar dando la solución del conflicto, pero ambos estarán involucrados.

Cuando una relación acude a terapia de pareja, la mayoría de veces es para intentarlo por última vez porque sienten que están a punto de rendirse y terminar. El especialista evaluará el estado sentimental de cada uno y les indicará cómo afrontarlo.

NO TE PIERDAS:  7 estudios científicos revelan datos que todas las parejas deben conocer para mejorar su relación

¿Pero cuándo es el momento adecuado? Se recomienda ir entre los tres y seis meses de que ha surgido el problema en la relación para que se tenga mayor éxito en encontrar la solución del conflicto. Al finalizar la terapia se decide  terminar la relación o  continuar sabiendo qué hacer para mejorar. 

También se recomienda acudir cuando uno de los dos percibe los problemas de comunicación, es decir, llegan a sentir que están hablando distintos idiomas. 

Cuando se tiene hijos, la pareja debe de tener consciente de los conflictos continuos que van a tener en toda su relación: dinero, infidelidad, los hijos, entre otros. Tanto el hombre o la mujer conocerán con ayuda de la terapeuta el cómo abordar el tema sea solucionable o no. 

 En caso de una infidelidad, se puede recuperar la relación, pero esto depende de la “víctima”.  A veces, el que fue infiel va a terapia para recompensar a su pareja, pero no para tomar en serio la situación. Por otro lado, el quien fue traicionado lo que puede realmente querer hacer es vengarse.

TAMBIÉN LEE: Esta es la razón de por qué tomarse un tiempo en la relación no funciona

Para conocer si la pareja realmente quiere hacer algo para mejorar la relación, toma en cuenta lo siguiente: 

1.    Si tu pareja está dispuesto o dispuesta a asistir a una terapia.
2.    Cuando le propones asistir a una terapia de pareja, no se opone.
3.    Tu pareja es quien propone asistir a terapia y llama para reservar la cita.
4.     Habrá posibilidades de mejoría si ambos llegan a asistir a la terapia.
5.    Si ambos aplican lo trabajado en terapia, podrán lograr lo deseado.

Wapa, ¿te atreverías a ir a una terapia con tu pareja?

Te puede interesar