San Valentín: ¿Por qué ya no escribimos cartas de amor?

No todo es culpa de las redes sociales. Nosotras les mencionamos algunos factores que han impedido que se sigan escribiendo cartas de amor. 

Se acercan las celebraciones por San Valentín y muchas de nosotras ya comenzamos a escuchar en casa esas historias románticas de las abuelas o de nuestras mamás cuando se enamoraron y se veían a escondidas con sus “Romeos”. Es posible que ellas mantengan en su poder algunas cartas de amor que les dedicaron. Quizás esto te ha hecho pensar, ¿por qué mi chico no me da una?

Algunas parejas actúan de una forma en persona y de otra a través del celular, ¿verdad? Seguro te ha pasado que ese chico que te quita el sueño es un romántico con los mensajitos por WhatsApp o Facebook, pero en persona… Nada que ver. Copiar textos de páginas de Google es una actividad muy frecuente, multiplicando por cero la creatividad.

Las cartas de amor que recibían nuestras abuelitas y mamás poseían una magia única, y la razón es que no había distracción para poder expresar cómo el amor te hacía sentir. Eras tú con una hoja de papel y un millón de frases y recuerdos que tenías con esa persona.

Muchos le dan un valor muy significativo a las cartas de amor porque son escritas a mano. Esto significa que una persona extrajo tiempo de su día para poder pensar en ti y decirte lo que significas para él. Además que no puede poner un ctrl + z a lo que escribe. Va con todo, errores y tachaduras.

Créeme, este es un bonito detalle que puedes tener con la persona que quieres mucho. Y no solo a tu enamorada en San Valentín, también es una forma de decirle a un ser querido qué tan bien le hace a tu vida.

Te puede interesar