10 errores que no debes cometer como profesional

Para mantener una buena imagen en el trabajo, se tiene que ser camaleónico ante los cambios del mercado y demostrar las capacidades ante las dificultades. ¿Pero, qué hacer ante una carrera que no ofrece las ventajas que prometía y que ahora es obsoleta? Te presentamos unos consejos para evitar cometer errores en tu vida profesional y evitar los problemas.
¡Presta atención!  

TAMBIÉN TE INTERESA: Ocho señales para identificar a una persona terca en el trabajo
1. No saber qué carrera emprender.
Las ocupaciones que eran garantía de éxito profesional no son ahora las que más crecen. Sin embargo hay personas que innovan, distinguíendose dentro del mercado laboral. Lo que se necesita es cambiar los conocimientos por habilidades para relacionarse, de organización, motivación, entre otras competencias. 
2. No tener las capacidades que exige el mercado laboral. Se puede detectar algunas capacidades en los perfiles que tienen más futuro, pero para progresar en la carrera se necesita trabajar cada día; es decir, tener experiencia para adaptarse a un nuevo escenario profesional. 
3. Fijarse más en el sueldo que en el desarrollo profesional. Si se quiere estar a gusto con el empleo, se tiene que estar feliz con lo que se realiza, a pesar que esté mal retribuido. El dinero, no ayuda a mejorar la satisfacción en el trabajo. El mejorar el desempeño depende de qué oportunidades brinde la empresa en desarrollarse profesionalmente. 
4. No conseguir ser feliz en el trabajo. Para elegir un trabajo, se tiene que conocer las habilidades y conocimientos para lograr disfrutarlo. Hoy en día, las empresas necesitan personas con talento, creatividad, que se adapten e innoven. 
5. No entender por qué no hay empleos con garantía de seguridad y éxito. La relación del empleado con el empleador no es de por vida. Para tener el poder de decidir en dónde trabajar o en mantenerse en un solo centro laboral, se debe estar muy preparado con nuevos conocimientos académicos y no olvidar que un trabajo puede ser como un proyecto.
6. No atreverse a dejar la empresa ni el empleo. Se tiene que tener seguridad y determinación cuando se trata de tomar decisiones. No se debe de aguantar de más en un centro de labores. Si se desea permanecer en el mismo lugar, se puede buscar qué cosas positivas se podría sacar provecho.
7. Tener miedo a crear una empresa propia. Si no eres un emprendedor, no podrás mantener la fe en ti para iniciar un proyecto nuevo y desatar tu creatividad. 
8. No saber venderse para conseguir un ascenso. Para lograr un ascenso, es necesario confiar en sí mismo. Es decir, reconocer quién eres y qué has hecho como también ser auténtico. Además, se debe de aceptar el reconocimiento que otorgan los demás y aportar nuevas capacidades a la ocupación actual en que se desempeña.
9. No lograr que el jefe reconozca su labor. Para ello, primero se tiene que preocupar por cómo te ve tu jefe y si ha hecho una evaluación justa de tu desempeño. Al conocer las carencias, se podrá mejorar el desempeño.
10. No saber gestionar su marca personal. Se tiene que ser fiel a los principios y valores que se posee para no crear desconfianza en un futuro. 

NO TE PIERDAS: Ocho señales para identificar a una persona terca en el trabajo

Te puede interesar