¿Debes tener como “amigo” a tu jefe en Facebook?

Seguro te ha pasado. Ingresas a un nuevo centro laboral y de repente una solicitud de amistad de, nada menos que, tu jefe aparece en tu cuenta de Facebook. Lo primero que haces es cuestionar ¿Por qué me envía una solicitud de amistad si a penas nos conocemos? Entonces, pese a que no quieres tenerlo como amigo, aceptas. Pero ¿realmente es lo correcto? Entérate de ello a continuación.

Te puede interesar: 6 razones por qué debes dejar Facebook un tiempo


Según la especialista Madeleine Thomson (directora de empleo de la firma legal Hamlins) resulta más sencillo rechazar una solicitud de Facebook si ya se está empleado, que en caso se encontraran en proceso de contratación. Ello debido a que los trabajadores temen dañar sus posibilidades de obtener el trabajo si rechazan la invitación de amistad.


Pero desde el punto de vista de los empleadores, el contenido de las redes sociales de sus trabajadores pueden responder a las preguntas que no están permitidas durante las entrevistas, como edad, estado civil y si se tiene familia.


Por ello aconseja a los empleadores poner en práctica una política que establezca objetivos específicos en torno a los límites en el uso de la información proporcionada por los trabajadores y en qué medida se permite a los empleados rechazar las solicitudes.


Hay que tener en cuenta que si el empleador trata de forma negativa a un trabajador tras ver su página de Facebook, ello podría dar pie a eventuales demandas por discriminación. Por lo mismo es recomendable que los empleados pongan más atención a las cosas que publican en sus redes, ya que esto quedaría para la posteridad y de alguna manera esto se convierte en información pública.


Otro es el punto de vista de Steve Kuncewicz, asociado y jefe del área de propiedad intelectual y medios de comunicación en Bermans. Para él los empleadores podrían contemplar adoptar medidas disciplinarias contra un empleado ya sea por el contenido expuesto, el mismo que podría ser considerado como un motivo de despido o porque según el punto de vista del empleador es necesario distanciarse.


no obstante considera que publicar contenidos controvertidos o iconoclastas no siempre serán motivos suficientes para despedirlo, pero difamar a un empleador sí puede serlo, por ello recomienda a los empleadores actuar con proporcionalidad y no despedir apresuradamente a alguien por un material inofensivo.


Tras lo señalado es bueno pensar qué tipo de "amigos" se desea tener en las redes sociales ya que son éstas las que reflejarán parte de tu vida y tu conducta.

 

No dejes de leer: Nueve razones para eliminar a un amigo del Facebook

Te puede interesar

SÍGUENOS