San Martín: mujer que era velada por familiares, estaba viva dentro de su ataúd

Médicos negaron negligencia y señalaron que se trataría del 'síndrome de Lázaro'.

Una familia quedó conmocionada al descubrir que la mujer a la que estaban velando se encontraba con vida dentro de su ataúd. El insólito hecho sucedió en Bellavista, en la región San Martín.

Los familiares manifestaron que mientras se realizaba el velatorio, se percataron que la supuesta difunta todavía tenía signos vitales. Ellos aseguran que escucharon unos golpes desde el interior del ataúd.

Según manifestaron, la mujer se estaba asfixiando dentro del cajón por lo que comenzó a dar golpes para que la saquen de ahí. Rápidamente, sus familiares corrieron en su ayuda.

En medio de la desesperación y llanto por el increíble suceso, los asistentes le midieron la saturación del oxígeno. El resultado de 86 hace pensar a los familiares que la mujer fue víctima de una negligencia médica.

Sin embargo, los médicos que la atendieron aseguraron que su muerte había sido certificada.

Lamentablemente, poco tiempo de despertar falleció en su propio velorio, por lo que familiares acusan a los médicos del Hospital Regional de Tarapoto de negligencia.

Cabe mencionar que los médicos certificaron la muerte de Lita Sajamí Ojanama, de 56 años, por dengue hemorrágico. Ellos aseguran no haber cometido negligencia.

Especialistas del centro del salud señalaron que el síndrome de Lázaro puede provocar movimientos en el cuerpo, pero no significa que la persona esté con vida.

La Policía Nacional levantó un acta de lo ocurrido y la familia iniciará una demanda para la investigación de este caso.

¿Qué es el síndrome Lázaro?

Este efecto lleva el nombre de uno de los amigos de Jesucristo. Según el nuevo testamento de la Biblia, Jesús resucitó a Lázaro después de cuatro días de fallecido, cuando éste ya estaba en el sepulcro.

Cuando una persona "muere" por problemas cardiopulmonares hay un porcentaje mínimo de que tenga un retorno espontáneo de la circulación después de varios intentos fallidos de reanimación.

La literatura médica recomienda observar de los signos vitales de un paciente, durante cinco a diez minutos después del cese de la reanimación, antes de certificar la muerte.

Te puede interesar