Coronavirus: ¿Cómo vivir la Navidad con el recuerdo de un ser querido que partió?

Estas son algunas ideas para que las familias peruanas recuerden y rindan homenaje a quienes ya no podrán celebrar las fiestas este año.

Solo entre enero y julio de este año, se registraron 115.995 decesos en todo el país. En apenas esos siete meses, el país contabilizó más muertes que en todo el 2019. Son miles las familias peruanas que han perdido a uno o más de sus miembros a causa del coronavirus. Y son estas mismas familias las que se preparan para vivir la Navidad acompañada del dolor por los seres queridos que partieron.

En el contexto actual, celebrar estas fiestas nos puede parecer difícil. Sin embargo, en este tiempo especial en que renovamos nuestra fe y esperanza también podemos recordar a nuestros seres queridos. Parque del Recuerdo, como parte de su compromiso en apoyar a las familias peruanas en los momentos más difíciles, comparte estas ideas que nos pueden ayudar a tenerlas presentes.

1. Siempre presente. Un familiar fallecido puede formar parte de la celebración a través de un homenaje fotográfico en la decoración del hogar. Esto ayudará a toda la familia a tenerlo presente durante la celebración.

2. Los mejores recuerdos. A la medianoche, cuando todos se abrazan, la familia puede tomarse unos minutos para recordar los mejores momentos que pasaron con el ser querido que partió. Cada miembro de la familia podría tomar un turno para compartir una anécdota, por muy pequeña que sea, de un recuerdo feliz o conmovedor del fallecido.

3. Un lugar en la cena. Tal vez parezca algo muy pequeño, pero incluir en la cena navideña algún platillo o acompañamiento favorito del difunto es también una forma de homenajearlo. Podemos también colocar una cirio encendida que pueda evocar su recuerdo en la mesa.

4. Un mensaje. Una de las circunstancias más difíciles que trajo la pandemia es que las personas que fallecieron del virus tuvieron que hacerlo solas, sin la compañía de sus familiares o amigos. Es una medida necesaria para evitar contagios, pero muy dura para cualquier familia. Esta Navidad es un buen momento para que quienes lo deseen escriban una carta o mensaje de despedida con lo que no pudieron decir en persona.

5. Una oración: Como ya dijimos,  siempre debemos recordar lo esencial de la celebración de la navidad y qué mejor que unirnos frente al pesebre y ver a Dios hecho niño  y elevar una oración por nosotros y nuestros seres queridos. Pidamos a Dios que los acoja ya en su reino y nos ayude a confiar en su Plan de amor.

6. Una donación. La Navidad es también un tiempo para vivir la caridad. Todos somos invitados a compartir con los que más lo necesitan. Esta es una oportunidad para que, a modo de homenaje, ofrezcas una donación ya sea económica o de obra en nombre de tu ser querido fallecido. Busca una organización caritativa, albergue o parroquia, que puedan orientarte para brindar tu ayuda. Mira a tu alrededor y verás que siempre hay alguien a quien puedes dar una parte de ti. 

Te puede interesar