Peruana crea un proceso para revertir el deshielo de los nevados

Irma Horna Hernández es una ingeniera peruana que pide apoyo a las autoridades para lograr armar su proyecto y realizar pruebas en el Nevado del Huascarán.

Irma Horna Hernández es una ingeniera egresada de la Universidad Nacional de Cajamarca que se encuentra realizando un proyecto importante. Su objetivo es revertir el deshielo de los nevados producto del calentamiento global y el cambio climático. Esta iniciativa también fue reconocida en el Concurso Nacional de Invenciones de Indecopi.

“Estamos perdiendo nuestros nevados y es un problema muy grave. Eso puede ocasionar peligros para la vida”, indicó Horna para Andina. Actualmente, la ingeniera vive en Turquía junto a su familia.

Por la actual coyuntura del cambio climático es que Horna decidió realizar un nuevo proyecto desde Cajamarca -donde estuvo de vacaciones- durante la cuarentena por la pandemia. Este nuevo prototipo tiene como nombre Geoestructura reflectante de nucleación de hielo glaciar.

“Este invento no permite que la luz del Sol ingrese a la zona donde se va generar las masas del hielo. Precisamente, la nucleación o formación (del hielo) se da en los poliedros especialmente diseñados y muy parecidos a las cubetas de hielo de una refrigeradora”, señaló.

Además, aseveró que esta geoestructura se pondrá en zonas donde exista un descongelamiento para que nuevamente se regeneren. “Esta geoestructura es plástica de politileno color blanco de alta densidad y se colocará en bloques en la zona donde se necesita regenerar los glaciares. Allí es donde se comienza a formar hielo en la geoestructura y como reflectamos la luz del Sol al 100%, se congela todo y no se derrite”, mencionó.

Por otro lado, pidió apoyo a las autoridades para que logre este proyecto y realice pruebas en el Parque Nacional de Huascarán. “Hago un llamado a las instituciones o a las empresas que elaboran plásticos para que me puedan ayudar en la fabricación de esta geoestructura y luego poder llevarlo a la zona de los glaciares.”, dijo.

“Esas pruebas no se pueden hacer en un laboratorio, solo en el campo. Necesitamos las condiciones climatológicas y ambientales para probar este invento y ver si realmente funciona”, acotó.

Por último, alentó a la población para que más personas sigan en el camino de la ciencia, ingeniería o lo que les apasione. “Estoy muy orgullosa de representar a las mujeres peruanas. Este reconocimiento que me otorga Indecopi es para ellas. Muchas de nosotras somos madres, esposas, amas de casa, pero también profesionales y siempre podemos encontrar tiempo para hacer lo que nos apasione como yo, que diseñé este invento en plena cuarentena en casa con mi computadora”, finalizó.

Con información de: La República.

Te puede interesar