San Isidro: PNP frustra suicidio de joven que se iba lanzar de edificio

Una joven de 21 años intentó lanzarse del piso 13 de un edificio de San Isidro. 

Momento de angustia y tensión vivieron vecinos del distrito residencial de San Isidro al ver a una joven de 21 años, sentada en la ventana del piso 13, quien pretendía quitarse la vida, aparentemente por problemas emocionales. 

Agentes de la Unidad de Rescate de la  llegaron hasta el edificio residencial Michael Ángel, ubicado en la avenida Sánchez Carrión y lograron frustrar el suicidio.

Fueron los vecinos del referido edificio que alertaron a los agentes sobre la tentativa de suicidio. Los oficiales llegaron al lugar y trataron de persuadir a la joven para que desistiera de su intención. En tanto, otro grupo de efectivos preparaban en la parte externa del lugar una colchoneta en el caso que cayera.

La joven fue encontrada sentada al filo de la ventana con mirada hacía la calle por lo que propios y extraños temían por la vida de la muchacha.

Los rescatistas trataron de persuadirla por más 10 minutos y en todo momento la joven les decía que la dejaran “en paz”. En un descuido, uno de los agentes la abrazó de la cintura y la jaló hacía el interior del departamento y así evitaron un fatal desenlace.

La víctima manifestó a los policías que tenía problemas familiares, que no la entendían. Luego, los custodios llevaron a la estudiante de 21 años al hospital Larco Herrera donde el médico le diagnosticó trastorno depresivo mayor, según informó la Policía.

Señales que alertan un posible suicidio

Existe un vínculo entre el suicidio y los trastornos mentales como la depresión y el consumo de alcohol, los desenlaces fatales ocurren de manera impulsiva, en momentos de crisis cuando disminuye la capacidad para afrontar las tensiones de la vida.

Luis Mena Saldaña, médico psiquiatra del hospital Alberto Sabogal, señala que se debe estar muy atento si la persona cae en una tristeza o irritabilidad profunda, si es muy pesimista, si piensa que es una carga para los demás, si no come, no duerme, si piensa que no hay razón para vivir o si se aleja de sus amigos o tiene antecedentes de familiares suicidas.

“Si alguno de nuestros seres queridos ha sufrido la pérdida de algún familiar, pasa por problemas financieros, jurídicos, rupturas de relaciones o enfermedades crónicas, es necesario que les brindemos soporte emocional y estemos alertas de posibles conductas suicidas”, indicó el especialista.

¿Qué hacer si alguien atraviesa por una depresión?

Si algún amigo o familiar tuyo presenta actitudes depresivas, es importante que encuentres tiempo para hablar con él, sobre sus sentimientos y sobre las cosas que suceden a su alrededor y que le puedan ocasionar ese estado de ánimo. Es importante que se sienta escuchado.

Es recomendable que puedas acudir a un psicólogo e informar sobre la situación. Él determinará cuál es el tratamiento ideal para estos casos.

Te puede interesar