#YoMeOcupo, una campaña para romper con el estereotipo del varón “ayudador”

La campaña de "Los ayudadores" busca que los varones asuman su responsabilidad en las tareas del hogar y de cuidado.

Una nueva campaña: #YoMeOcupo, pone en el centro de la escena la figura de los hombres “ayudadores”, aquellos que contribuyen con las tareas del hogar pero sin plantear la repartición equitativa de los roles en casa con las mujeres.

La iniciativa Spotlight de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE) se lanzó el pasado 4 de noviembre con un spot llamado Los Ayudadores. El video muestra a cuatro mujeres cansadas mientras se encargan de alguna tarea del hogar, momento en el que aparecen los hombres listos para “ayudar”.

“¿Por qué no me dijiste?”, “Tenés que pedirme, yo no puedo adivinar”, son algunas de las intervenciones de los cuatro protagonistas del anuncio. El spot cierra con una reflexión en la que invita a que los hombres tomen la iniciativa de la repartición equitativa de las labores de cuidado, las cuales recaen, por lo general, en las mujeres.

La campaña #YoMeOcupo busca promover la conversación entre varones acerca de su rol en casa, así como visibilizar el impacto que tiene en el género femenino la carga que implica pensar, planificar y coordinar las tareas del hogar y de cuidado, indicaron desde las organizaciones encargadas.

La coordinadora de Spotlight en Argentina, Valeria Serafinoff, expone que “es necesario que las mujeres reconozcan que parte de su agotamiento cotidiano tiene que ver con esa carga, pero también que los varones se involucren en tratar de definir esquemas más equitativos en la distribución de tareas vinculadas con el hogar”.

“Para una sociedad más igualitaria, los varones deben dejar de tener un papel de ayudador y ocuparse de forma activa de las tareas del hogar y de cuidado”, sentenció Serafinoff.

En Perú, la Defensoría del Pueblo alertó en un informe que las mujeres sufrieron de una sobrecarga de labores en el hogar durante la cuarentena. El texto indica que los padres y madres que antes laboraban durante el día pasaron a realizar trabajo remoto o a quedarse sin empleo. A ello se le suma que los niños que acudían a la escuela pasaron a recibir educación virtual, además de trabajos en el hogar.

El documento hace énfasis en que el 94,5 % de las féminas dedica su tiempo a la preparación de los alimentos, mientras que un el 97,5 % lo utiliza en labores de limpieza y orden del hogar.

La suma de estas labores afecta directamente a la salud mental de las mujeres debido al poco tiempo que dedican al autocuidado, lo que les genera ansiedad, tensión y cuadros de depresión.

De acuerdo al estudio "Perú, brechas de género 2018″ del INEI, las mujeres dedican 23 horas con 24 minutos más que los hombres a las labores de cuidado en el hogar por semana.

Con información de: La República.

Te puede interesar

SÍGUENOS