Contaminación del aire provocó la muerte de casi medio millón de recién nacidos, según estudio

Según estudio, la polución del aire puede dañar a las mujeres embarazadas y sus fetos de igual forma como si estuvieran fumando.

según un nuevo estudio publicado por el Health Effect Institute, una investigación financiada por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, la contaminación del aire fue la principal causa de muerte de 476.000 recién nacidos en 2019, especialmente en India y en el África subsahariana.

El informe indica que la polución del aire puede dañar a las mujeres embarazadas y sus fetos de igual forma como si estuvieran fumando, lo que puede provocar un parto prematuro o bajo peso al nacer.

Los bebés prematuros son más vulnerables a las infecciones respiratorias, daños cerebrales y otros problemas de salud, a diferencia de los que nacen después de nueve meses de gestación. Más de 116.000 bebés indios y 236.000 africanos subsaharianos fallecieron en el primer mes de su vida.

Motivos

Según el análisis, cerca de dos tercios (64%) de todas las muertes de recién nacidos se deben a la contaminación del aire dentro de los hogares, como la quema de carbón, madera y excrementos de animales para cocinar. El otro porcentaje es provocado por partículas PM2,5 que reducen la calidad del aire y causan muchos efectos serios en la salud.

“Aunque hay una reducción lenta y constante de la dependencia de los hogares a los combustibles de mala calidad, la contaminación del aire que generan sigue siendo un factor clave en la muerte” de los bebés, declaró Dan Greenbaum, presidente del Health Effects Institute.

La polución del aire se ha convertido en la cuarta causa de muerte a nivel mundial, solo por detrás de la alta presión, el tabaquismo y la mala alimentación. Al menos 6,7 millones de muertes en el 2019 fueron ocasionadas por la exposición prolongada de contaminantes, un factor que aumentó el riesgo de accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos, diabetes, cáncer de pulmón y otras enfermedades pulmonares crónicas, según The Guardian.

Por otro lado, los autores sostienen que la pandemia de la COVID-19 –que causó la muerte de un millón de personas y crisis económica- tuvo un impacto positivo con respecto a la contaminación.

“Muchos países han recuperado los cielos azules y las noches estrelladas por primera vez en muchos años” debido al cambio brusco de la actividad, dijo Greenbaum. “Incluso si no duró, mostró lo que era posible”. Según los expertos, el cambio no durará mucho y cualquier cambio positivo a largo plazo es mínimo.

Con información de: La República. 

Te puede interesar

SÍGUENOS