Pacientes de Huancayo presentan lesión en lengua y esófago por consumir dióxido de cloro

Médicos invocan a evitar su consumo ya que no hay evidencia científica que pueda curar el coronavirus en las personas afectadas.

Continúa la desesperación por salir ilesos de la enfermedad de la COVID-19. En Huancayo, cada dos días, es evacuado por emergencia del hospital Carrión un paciente con severas lesiones de quemaduras en la lengua y esófago tras consumir dióxido de cloro.

La médico emergenciólogo, Ángela de la Cruz, del mencionado nosocomio, aseguró que los pobladores han optado por consumir este famoso componente que traerá como consecuencia secuelas lamentables.

“El dióxido de cloro está causando en tipo de quemaduras en la lengua, esófago y la mucosa gástrica tras ser ingerida”, acotó la médico emergenciólogo.

Explicó que las lesiones son tan severas que está contraindicado cualquier tipo de lavado gástrico, pero se usan medicamdentos para tratar de curar las lesiones.

Falsa publicidad al dióxido de cloro

Los pacientes que han consumido el dióxido de cloro, les confiesan a los médicos que tomaron el producto porque lo escucharon en la calle, han vistos reportes en las redes sociales, que los convencieron de consumirlo.

Al respecto, Ángela de la Cruz comentó que no existe ninguna evidencia científica que avale que el dioxido de cloro sirva para curar el COVID-19. Es más hay advertencias del Minsa para que no se consuma.

Cabe señalar que, en el hospital de EsSalud, los médicos también han reportado pacientes, que han llegado intoxicados luego de consumir el dióxido de cloro.

MINSA advierte al pueblo peruano a NO consumir dióxido de cloro

A través de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) el Ministerio de Salud advirtió a las peruanas y peruanos que es ilegal la comercialización y promoción en el Perú de todo producto para consumo humano que tenga dióxido de cloro y/o clorito de sodio y pidió a la población evitar su consumo.

“El consumo de dióxido de cloro o clorito de sodio puede causar graves daños a la salud de las personas pues no se trata de un medicamento sino de un poderoso agente blanqueador, por lo tanto, no cura ninguna enfermedad”, revelaron.

 

 

Te puede interesar