Reportan buzones sin tapa en varias ciudades del Perú

El alcalde Jorge Muñoz asegura que asumirá responsabilidad.

Hace una semana, un niño de 2 años murió tras caer en un pozo de 51 metros de profundidad, en un parque de la urbanización Roma en el Cercado de Lima.

Dos días después de este lamentable hecho, en Cusco, una joven de 17 años también falleció tras caer en un buzón sin tapa, estos dos hechos se suman a otros que han ocurrido en todo el país.

Según los representantes de las empresas que están a cargos de estas estructuras en las diferentes ciudades del Perú, esto se debe a los robos de las tapas o su deterioro al estar expuestas al tránsito, el sol, lluvias y más.

Sin embargo, el común denominador es que su reparación o reposición se da luego de sendas denuncias de parte de ciudadanos afectados o, en el peor de los casos, al ocurrir una muerte.

Alcalde de Lima, Jorge Muñoz, afirma que asumirá responsabilidad

Por otro lado, el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, aseguró que asumirá la responsabilidad política si se determina que el municipio cometió negligencia al no advertir que el pozo por el que cayó el niño de dos años estaba en mal estado.

“Por supuesto, soy la cabeza de la Municipalidad, pero también es un tema que debe indagarse”, anotó. La autoridad detalló a un medio local que la última inspección en ese espacio se efectuó el 24 de marzo, en donde no evidenciaron que hubiese un pozo.

Dijo que los vecinos tampoco sabían que estaba allí. La infraestructura fue abierta en el año 1966, pero en lugar de ser sellada, como corresponde, quedó abandonada y sin registro.

OTASS dispone supervisar y reponer las tapas de buzones en diversas ciudades

El director del Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (OTASS), Óscar Pastor Paredes, advirtió que el robo de las tapas de buzones pone en riesgo la vida de los transeúntes e hizo un llamado a las autoridades a estar vigilantes para evitar estos delitos.

El directivo afirmó que OTASS ha puesto en marcha una campaña de supervisión y reposición de tapas de buzones en las ciudades en las que se encuentran las 13 Empresas Prestadoras de Servicios (EPS) en régimen de apoyo transitorio, cuyas administraciones tienen que asumir los altos costos que significan reponer las tapas robadas, sin perjuicio alguno para el usuario.

“Para el OTASS es imprescindible que toda la sociedad, entes del Estado, autoridades como la Policía Nacional y las prefecturas, nos comprometamos con este tema, ya que está es riesgo la vida de los transeúntes. Debemos adoptar medidas inmediatas para evitar el robo sistemático de tapas de buzones a manos de los delincuentes”, refirió Pastor.

Te puede interesar