Atendía a pacientes con COVID-19 y vecinos asesinaron a sus mascotas para que se vaya del barrio

Daniela pasó el peor momento de su vida tras encontrar a sus mascotas agonizando ante el ataque de sus vecinos.

Una enfermera pasa duros momentos a raíz de la pandemia por el coronavirus, debido a que pese a que atiende a los pacientes y salva vidas, recibió el rechazo de sus vecinos, quienes asesinaron a sus mascotas con la intención de provocar que se vaya del barrio por temor a un presunto contagio. 

La indignante historia es protagonizada por Daniela, una enfermera que lucha en primera línea para salvar la vida de pacientes con coronavirus. Según reveló la joven a través de sus redes sociales, empezaron con duras advertencias y amenazas en su contra para que se vaya del lugar, pero al no hacer caso, atacaron a sus mascotas. 

Joven enfermera COVID-19 denuncia asesinato de mascotas

La enfermera denunció a través de Twitter que sus vecinos mataron a sus dos mascotas en represalias por no mudarse del lugar. Según señaló Daniela, los moradores le exigieron que se vaya ante el temor de un posible contagio de la COVID-19, pues trabaja como enfermera en un hospital privado de la localidad de Santa Fe en Argentina.

Daniela contó al medio Aires de Santa Fe que el hecho sucedió en marzo cuando iniciaba la cuarentena por la alta tasa de pacientes con coronavirus. Los pobladores le dejaron una nota en la puerta de su casa y le lanzaron carne con vidrio molido a sus dos mascotas. La perra de raza labrador falleció en el momento, mientras que su gato agonizó por dos días y también murió.

Enfermera reveló que ayudaba a sus vecinos, pero sufre rechazo

“Toda la vida ayudé a mis vecinos, me llamaban a cualquier hora para que les tome la presión, para que les coloque inyecciones y siempre estuve dispuesta. Cuando empezó la cuarentena me encontré con un cartel diciéndome que me vaya porque iba a infectar a todo el barrio”, relató la sanitaria de 41 años.

La especialista en la salud reveló que se llevó la peor sorpresa de su vida al encontrar a sus mascotas en pésimo estado de salud.  Su hijo le dio la noticia de la muerte de su perra, pero hallaron a la gata aún con vida.

A pesar de que la llevaron a una veterinaria para que le realicen los primeros auxilios, la felina también falleció por los severos daños que le había ocasionado los vidrios.

A Daniela y a su hijo les quedó Junior, un perrito que vive con ellos y buscan un compañero para él. “Jamás me hubiera imaginado vivir algo así, fue un dolor muy grande, " concluyó la mujer.

Te puede interesar