Joven de 14 años embarazada fue víctima de abuso sexual grupal y asesinato

El caso de abuso sexual conmocionó a todo el país al constatarse que la víctima conocía a sus atacantes.

Argentina fue escenario de un horrendo caso de abuso sexual y asesinato que conmocionó a todo el país, debido a que una menor de tan solo 14 años que estaba embarazada, fue víctima de una violación grupal y posteriormente golpeada hasta la muerte, según informaron los medios internacionales. 

Menor asesinada y violada tenía dos meses de gestación

Se trata de Rocío Magalí Vera, oriunda de la ciudad santafesina de Reconquista, quien era intensamente buscada por familiares y amigas; sin embargo, el resultado fue desgarrador. Un día después de que su madre diera aviso a las autoridades, el cuerpo de la joven apareció semidesnudo con signos de violencia. 

Tras una intensa búsqueda fue su propio hermano quien encontró el cuerpo de su familiar sin vida con signos de violencia en todo el cuerpo y, según el fiscal que llegó hasta el lugar, el hecho fue calificado como "desgraciado", además precisó que “se encontró el cuerpo sin vida de una adolescente, la localiza un hermano y da aviso al personal policial que justo pasaba por el lugar y ahí se activa todo el trabajo de venir al lugar", manifestó.

Primeras detenciones revelaron macabros detalles del caso

Ante el despliegue policial, las primeras detenciones producidas por la investigación provocaron que se torne incluso más oscura la situación. Infobae reveló que dos menores de edad de 17 años fueron capturados ayer por la Agencia de Inteligencia Criminal de la Policía provincial.

Según la información vertida, uno de los menores, señalado como uno de los últimos en verla según testimonios, fue allanado, con un equipo de peritos en el lugar. El cuerpo estaba a metros de su casa.

El presunto culpable fue hallado con la ropa ensangrentada, una rama de eucalipto con manchas rojas, lo que se cree habrían usado para matar a Rocío. El menor, según confirmaron fuentes policiales a Infobae, reconoció ser el autor del hecho.

Este martes, personal del Departamento Científico Forense con la jueza de menores del caso, realizaron un relevamiento en el lugar del hecho, que los llevó a dudar del relato del menor: no podría haberlo cometido solo. 

Así, E.G volvió a hablar, amplió su declaración, involucró a otro joven de su misma edad y a otros cinco adultos más, uno por uno, con nombre y apellidos. En las últimas horas, todos ellos fueron capturados.

Rocío, según investigadores, los conocía a todos previamente: habrían estado bebiendo la noche del crimen.

Te puede interesar

SÍGUENOS