Sujeto de 65 años acusado de violar a 300 menores podría ser condenado a muerte 

El francés usaba los cuartos de hotel como estudio fotográfico para captar a las menores y abusar de ellas.

Con 65 años, el francés Francois Camille Abello se convirtió en el rostro del abuso infantil, debido a que en su historial se registran alrededor de 300 casos de violación sexual contra menores, por lo que tras ser capturado por las autoridades podría ser sentenciado a muerte. 

Según revelaron para EFE, el sujeto de Fracia fue detenido por los policías de Indonesia, tras ser capturado en su cuarto de hotel en Yakarta. Su arresto se realizó a fines de junio, pero las autoridades lo presentaron en una conferencia de prensa hace unas horas.

Sujeto captaba víctimas al ofrecerles trabajo como modelos

El jefe de Policía de Yakarta, Nana Sudjana, indicó que Francois Camille Abello había instalado un “estudio” en la habitación donde llevaba a las menores “ofreciéndoles trabajo como modelos”.

"A quienes aceptaban mantener sexo les pagaba entre 250.000 y un millón de rupias (entre 17 y 70 dólares). Y a las que se negaban el sospechoso les pegaba", añadió el policía, según la Radio Francia Internacional.

El jefe de la Policía también añadió que  encontraron la computadora de Francois Camille Abello, la cual contiene videos y fotos de al menos 300 menores “de entre de 10 y 17 años”.

Sujeto abusaba de menores por más de un año

La policía de la zona también lanzó la hipótesis que el sujeto habría abusado de las menores desde diciembre del año pasado y en tres hoteles distintos. Francois Camille Abello era un turista que frecuentaba Indonesia, sobre todo en los últimos cinco años.

Según EFE, el francés será procesado por cinco delitos, entre ellos violación a menores, explotación de menores y la distribución no autorizada de imágenes de carácter sexual.

Pena de muerte en Indonesia 

En octubre del 2016, el Parlamento de Indonesia aprobó nuevas medidas contra los culpables por violencia sexual a menores. Estos castigos contemplan la pena de muerte y la castración química.

Las medidas fueron propuestas por el Gobierno del primer ministro Joko Widodo. Estas también consideran el uso de dispositivos de seguimiento electrónico para aquellos delincuentes puestos en libertad tras cumplir condena, según EFE.

Indonesia es un país donde la pena de muerte se aplica, entre varias formas, mediante los disparos de un pelotón de fusilamiento.

La ONG LBH Masyarakat reveló que al menos 18 personas, entre ellos 15 extranjeros, han sido ejecutadas ante un pelotón de fusilamiento en Indonesia entre enero de 2015 y julio de 2016.

Te puede interesar