Padre que vendía caramelos para tratamiento cardíaco de su hijo termina infectado de COVID-19

José Castillo tuvo que salir a las calles a buscar el pan del día para su hijo, pues llegó a Lima en busca de un tratamiento cuando dio inicio la cuarentena obligatoria.

La cuarentena agudizó la angustia de José Castillo, un padre de familia soltero, llegó a Lima desde Tumbes con su pequeño de 5 años que sufre de un problema al corazón, para que reciba tratamiento en un hospital de la capital. En su estancia, el padre contrajo la COVID-19 y ahora su vida peligra.

Los gastos del alquiler y los alimentos necesarios para subsistir en el estado de emergencia, hizo que Castillo se vea en la necesidad de salir a las calles de Lima a vender caramelos, sin embargo, el buen padre terminó contagiado del mortal coronavirus. Ahora, postrado en una cama, pide ayuda por su niño de 5 años, quien necesita atención y alimentación.

Vecinos de la zona de San Juan de Lurigancho mencionaron que el hombre presentó dificultades para respirar y fiebre alta por lo que lo aislaron de su pequeño. Los ciudadanos han intentado llevarle ayuda al niño, ya que no tiene otro familiar cercano.

“Le ha agarrado la pandemia aquí y un padre hace lo imposible por no desamparar a su hijo, así que vendía caramelos. Ahora se encuentra postrado en una cama”, revela una vecina.

Lugareños indican que han intentado ayudarle comprando un balón de oxígeno pequeño para que el hombre sobreviva porque le falta la respiración. “Es un balón pequeño, no sé cuántos días le durara. Hemos pedido cama, pero no nos han dado”, expresó la ciudadana.

Cabe señalar que, luego de varias llamadas al Ministerio de Salud, el personal llegó a la zona para realizarle prueba que dio positivo para la COVID-19. Ellos proporcionaron los medicamentos; sin embargo, los pobladores mencionan que desconocen la dosis o el tratamiento a seguir.

“Tengo fiebre, dolor de huesos y dolor en la cabeza que siento que me ahogo. Acá no tengo familia”, expresó el hombre infectado con el virus. Los vecinos denuncian que aún esperan conocer más detalles acerca del tratamiento del hombre. Si quiere ayudar al padre de familia, no dude en llamar al 992 444 402.

Te puede interesar

SÍGUENOS