Más de 30 mil papás integran Comités de Alimentación Escolar de Qali Warma

Pese a la difícil situación que pasamos por la COVID-19, ellos continúan con ejerciendo su labor y reparten alimentos para que los padres  le preparen a sus hijos.

Parece que el tiempo no pasa para Pompeyo Ariza Flores. Con más de 30 años de experiencia en el servicio educativo, padre de tres jovencitas se desempeña, lleno de energía y optimismo, como director y presidente del Comité de Alimentación Escolar (CAE) de la Institución Educativa N° 33074, ubicada en el asentamiento humano Héroes de Jactay, en la ciudad de Huánuco.

Él es uno de los 30,731 papás que integran los CAE que existen en el país y que se han convertido en un componente fundamental dentro del modelo de cogestión del Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), gracias al cual el servicio alimentario se brinda de manera articulada, coordinada y corresponsable entre el Estado y la comunidad educativa.

Como padre y maestro, Pompeyo está convencido  que un alumno bien alimentado tendrá mejores oportunidades de aprendizaje, incluso en esta difícil coyuntura que enfrenta el mundo por la pandemia del COVID-19.

En la actual coyuntura de clases no presenciales, los CAE, instancias de representación y participación desde la comunidad, se encargan, en el marco de la estrategia “Aprendo en Casa”, de la distribución directa de los alimentos a las madres y padres de familia para que estos sean preparados en casa y consumidos por los escolares. 

“Las viviendas se han convertido en pequeñas aulas. Si hasta el año pasado nuestras niñas y niños recibían sus desayunos en la escuela, hoy los alimentos distribuidos por Qali Warma son entregados a las madres o padres de familia para que los preparen en sus casas y, así, complementar la alimentación de los estudiantes”, explica Pompeyo, quien en muchas ocasiones se ha puesto el mandil de cocina para impulsar la participación de los maestros, madres y padres de familia en el servicio alimentario escolar.

El incansable Hugo

Desde hace tres años Hugo Huamanchumo Saira, de 57 años, forma parte del CAE de la Institución Educativa Almirante Miguel Grau Seminario, un colegio público con más de 960 escolares, ubicado en la zona de Pampa Inalámbrica, un área de expansión urbana de la provincia de Ilo, en la región Moquegua.

“Cuando me propusieron participar como vocal en el Comité de Alimentación sentí un poco de temor, pero pudieron más mis ganas de contribuir con el alumnado. Ellos son lo más importante para mí. Desde las 7:30 de la mañana organizo los alimentos y los distribuyo. Antes los trasladaba a las aulas. Ahora formo parte del equipo que distribuye los alimentos a los papás y mamás, para que los niños y las niñas los consuman en casa”, dice Hugo.

Recepciona las raciones, contabiliza los alimentos, verifica que los envases se encuentren en buen estado, los distribuye en canastillas y finalmente los empaca; labor que realiza con empeño en el colegio ubicado en medio de una zona que creció por la migración y la esperanza de un futuro mejor para miles de familias.

“Los alimentos que se distribuyen a los escolares, al ser nutritivos, son importantes para su desarrollo. En Pampa Inalámbrica se necesita de estos alimentos que refuerzan la nutrición en la niñez y permite a los alumnos y las alumnas estudiar mejor”, refiere Hugo.

Más papás comprometidos

Al igual que Pompeyo y Hugo, Henry Reyes Jiménez, integrante del CAE de la I.E. N° 17001, de Jaén, en la región Cajamarca, es otro ejemplo del compromiso de los padres para impulsar el servicio alimentario escolar. Henry tiene dos hijos varones y una hija, y admite que al inicio fue difícil asumir el reto, pero –señala– logró dominar el tema gracias a las capacitaciones de los profesionales de  Qali Warma. Él pone el hombro para que los alimentos entregados por el programa lleguen a los hogares de los 1000 estudiantes del colegio de sus hijos.

Por su parte, Heber Pantigoso Sicos, miembro del CAE de la I.E. Revolucionaria Santa Rosa, de San Sebastián, en la ciudad del Cusco, destaca cómo el servicio alimentario de Qali Warma representa un importante complemento nutricional para los escolares. “Nuestro esfuerzo va por los más pequeños”, asegura.

Los CAE se conforman en cada escuela pública del país y cada uno de ellos está integrado por cinco miembros: el director o la directora de la institución educativa, quien preside el comité, un(a) docente o un(a) trabajador(a) administrativo(a) del colegio y tres representantes de madres y padres de familia.

Por regiones

Cajamarca es la región con más papás integrantes de los CAE a escala nacional. En sus 13 provincias hay 4,776 padres trabajando en los comités. Le siguen Loreto, con 4,264 papás en estas instancias de participación, Piura (2,077), Cusco (1,795), Amazonas (1,732), Junín (1,639), Huánuco (1,638), San Martín (1,601), Áncash (1,518), Ayacucho (1,377), La Libertad (1,394) y Huancavelica (1,344), entre otras regiones.

En el contexto de este Día del Padre, que se celebra hoy, todos los papás que son parte de los CAE, bajo el modelo de cogestión de Qali Warma, renuevan su compromiso para continuarán trabajando con el fin de garantizar el servicio alimentario durante todo el año escolar.

Te puede interesar