Mujer muere de COVID-19 luego de recibir un escupitajo en la cara

Belly Mujinga, junto a un colega, presentaron síntomas del nuevo coronavirus a los pocos días de ser agredidos en la estación Victoria del tren de Londres.

En Reino Unido, una empleada de una estación de ferrocarril murió debido al nuevo coronavirus tras recibir un escupitajo de una persona que afirmaba tener COVID-19, según denunció el sindicato de trabajadores ferroviarios.

Belly Mujinga, de 47 años, y un colega contrajeron el virus nacido en Wuhan a los pocos días de ser agredidos en la estación Victoria de Londres. El indeseable sujeto, además, tosió en los rostros de ambas víctimas.

"Estaban en el vestíbulo cerca de la taquilla cuando fueron atacados por una persona que les escupió", dijo el sindicato de transporte TSSA en un comunicado. "El hombre tosió sobre ellos y les dijo que tenía el virus".

Tras el incidente, los síntomas del nuevo coronavirus comenzaron a aparecer paulatinamente en el cuerpo de Mujinga. Su médico informó que sufría de problemas respiratorios, por lo que dejó de trabajar, aunque su estado continuó empeorándose.

Mujinga, casada y con una hija de 11 años, se internó en el hospital el 2 de abril, pero no resistió y a los tres días murió. La Policía Británica de Transporte (BTP) está investigando el incidente, afirmó el sindicato. 

Mujinga es “es uno de los demasiados trabajadores de primera línea que han perdido la vida por el coronavirus”, afirmó el secretario general de TSSA, el gibraltareño Manuel Cortés.

El sindicato pidió que las familias de todos los trabajadores muertos debido al COVID-19 reciban una compensación gubernamental que hasta ahora se reserva para los trabajadores sanitarios.

Te puede interesar

SÍGUENOS