Máximo epidemiólogo sueco: "No importa lo que uno haga, todos se van a contagiar de coronavirus”

Suecia está en los ojos del mundo por el manejo del coronavirus con una "cuarentena suave" realizada por Johan Giesecke.

El coronavirus continúa propagándose en el mundo y hasta el momento los científicos continúan luchando por encontrar una cura. Sin embargo, pese a los esfuerzos, uno de los personajes más respetados en la rama de la epidemiología, dejó en claro que pese a todo, las personas terminarán contagiadas. 

El experto Johan Giesecke, uno de los más destacados del mundo y arquitecto de la estrategia del país nórdico, cuestiona a quienes dicen que Suecia no está haciendo nada para frenar la pandemia, defiende el camino elegido por el gobierno y explica por qué las cuarentenas rígidas no sirven.

Cuarentena suave en Suecia por coronavirus

Durante las últimas semanas, Suecia se ha convertido en el blanco de los medios de comunicación del mundo, debido a que el país aplicó una serie de medidas muy diferentes a la pandemia, mientras que sus expertos aseguran que  “no importa lo que uno haga, todos se van a contagiar de todas formas”.

En el país, las autoridades definieron sus acciones como un "confinamiento suave", el cual principalmente se basa entre la confianza hacia la población, por ello solo se aplicaron restricciones limitadas, a diferencia de la realidad peruana. 

Entre las principales medidas tomadas están que se encuentran prohibidas sólo las reuniones de más de 50 personas, y aunque las universidades están cerradas, no lo están los jardines de infantes y las escuelas de los niños. 

Tampoco están cerrados los restaurantes y bares, aunque solo se admiten personas sentadas en las mesas, que deben estar a no menos de dos metros de distancia. Al igual que las fronteras, las peluquerías, los cines, los teatros, los gimnasios y los parques permanecen abiertos.

Johan Giesecke arquitecto de la estrategia ante coronavirus

Uno de los arquitectos de esa estrategia es Johan Giesecke, tal vez la mayor eminencia de Suecia en epidemiología, y una de las más reconocidas del mundo. Entre 1995 y 2005 fue epidemiólogo jefe del país, cargo que ostenta actualmente Anders Tegnell, uno de sus discípulos, que se convirtió en la imagen del controversial caso sueco. 

Cuando pareciera que la curva de la pandemia se ha estabilizado en la mayoría de los países y el debate se ha enfocado en las estrategias de reapertura, el modelo defendido por Giesecke y el “todos se van a contagiar de todas formas” sueco ha vuelto al centro de las discusiones.

Tasa de mortalidad en Suecia por coronavirus

Frente a la cuarentena suave en Suecia se registran 3.000 muertes para una población de 10,2 millones de habitantes, lo que arroja una tasa de mortalidad de 30 personas cada 100.000. 

Sin embargo, su cifra está muy por debajo de países como el Reino Unido (45), España (55) o Bélgica (74), que decretaron confinamientos estrictos. Con todo, explica con calma Giesecke durante una entrevista con Infobae, la comparación de los resultados de cada una de las estrategias recién podrá hacerse de aquí a un año.

Te puede interesar