Niño recorre 8 kilómetros para alimentar a su familia que no comía hace 3 días

Desde Bolivia, Luis Marcelo no aguantó ver sufrir más a su familia por falta de comida y se aventuró en plena cuarentena.

Tras estar 3 días sin probar bocado alguno, un niño decidió arriesgarse y salir de su casa durante la cuarentena por coronavirus para conseguir comida y ayudar a toda su familia en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

Según informó un medio local del país sureño, el menor Luis Marcelo de 11 años viene de una familia de bajos recursos. Sumado a que sus padres se encuentran sin trabajo durante la cuarentena, sus hermanos comenzaron a presentar dolores estomacales por la falta de alimento. Sin otra opción, el pequeño se armó de valor para salir a buscar comida y ayudar a sobrevivir a los suyos.

Para suerte de Luis Marcelo, antes de emprender su búsqueda, un vecino le dio aviso al niño sobre una fundación que se encontraba regalando canastas de alimentos para las familias con bajos recursos económicos, pero tenía que caminar 8 kilómetros para llegar al establecimiento y conseguir los productos.

Tres horas duró el recorrido de Luis Marcelo para ubicar a la Fundación Calentando Corazones. Al llegar, les contó a los voluntarios del establecimiento su historia. Todos quedaron sorprendidos y conmovidos por la gran ruta que tuvo que atravesar para que su familia no se quedará ni un día más sin comer.

“Estuvimos comiendo huevo con arroz, pero hace tres días se acabó (…) Tenía miedo de que alguna patrulla me agarrara por salir a la calle”, afirmó el niño al medio El Deber que se encontraba cubriendo la entrega de víveres para las personas más necesitadas.

El arduo esfuerzo que realizó Luis se conoció en todo Bolivia. Al conocer su historia, miles de vecinos fueron a llevarles víveres. "Me siento contento porque mis hermanos van a poder cenar esta noche", afirmó el pequeño.

Te puede interesar