Criador de patos en Huaral regala a sus aves porque no tiene cómo alimentarlos

“Prefiero que la gente tenga algo que comer antes que las aves se mueran”, dijo el empresario de Huaral.

El aislamiento social obligatorio ordenado por el Ejecutivo para evitar la propagación del coronavirus (Covid-19) ha afectado a diversos emprendedores, en especial a los productores de provincias que no tienen forma de trasladar sus productos.

Este es el caso de don Richard Yzaguirre quien se dedica desde hace varios años a la crianza masiva de patos en su apacible granja ubicada en la provincia de Huaral, región Lima.

¿Qué pasó con el negocio de Richard Yzaguirre durante la cuarentena por coronavirus?

Su negocio iba viento en popa, sus principales clientes eran los chifas del afamado Barrio Chino de Lima y de otros restaurantes de la capital, por lo que llegó a tener más de 160,00 ejemplares con el que atendía la creciente demanda.

Sin embargo, la llegada de la pandemia de coronavirus al Perú y las medidas adoptadas para evitar su propagación han afectado su emprendimiento.

Sus trabajadores se fueron a sus casas por la cuarentena y porque ya no tiene recursos para pagarles. Ya se le acabaron los productos como maíz y afrecho y no tiene cómo alimentar a sus patos.

En su desesperación y ante el temor que empiecen a morir las aves don Richard empezó a regalar sus patos a las personas que han llegado hasta su granja.

Afirma que ha recibido a gente que dice representar a las municipalidades de Chancay, de Ancón, Puente Piedra y otros lugares que le ha pedido que le regale sus patos para atender a la gente necesitada.

"Yo no tengo problema en regalar mis patos, prefiero que la gente tenga algo que comer antes que las aves se mueran. Sabemos que hay gente en situación de pobreza extrema que no tiene ahora para comer", afirma Richard Yzaguirre, quien agrega que ahora solo cuenta con alrededor de 50,000 ejemplares.

No es el único problema del emprendedor

Como su negocio de crianza de patos marchaba bien decidió iniciar otro emprendimiento de crianza de cerdos que tenía como destino Lima.

"Los cerdos no podemos regalarlos, por salubridad se necesita que llegue a un camal o a los mercados para que se ofrezca como alternativas a las carnes de vacuno o pollo y necesitamos el apoyo de las autoridades", afirmó.

Don Richard Yzaguirre quiere que alguna autoridad o un empresario le compre "a precio módico" los patos y cerdos que quedan en pie para tener recursos y honrar la deuda que tiene con una entidad financiera; además de tener un capital para reanudar su negocio una vez que se normalice la situación.

Su granja se ubica a 2 kilómetros del óvalo de Chancay, en la carretera Chancay-Huaral, provincia de Huaral. El lugar se llama Torre Blanca. Si quiere ayudarlo el teléfono de Richard Yzaguirre es 960805219 o 998541530.

(Con información de Andina)

Te puede interesar