Preso que mató a dos pedófilos en cárcel: ''Ellos son la peor pesadilla de cualquier padre''

Jonathan Watson asesinó a dos sujetos condenados por violación contra menores por ser "un peligro" para las niñas.

Un sorprendente caso se viralizó en los medios internacionales y redes sociales, debido a que una persona condenada en prisión decidió "hacer justicia con sus propias manos", debido a que terminó quitando la vida a dos sujetos dentro de la cárcel al enterarse que habían abusado sexualmente de menores de edad. 

Se trata de un prisionero de California, Estados Unidos, donde un hombre confesó que golpeó hasta la muerte a dos reclusos en la misma prisión, los cuales purgaban una pena de cadena perpetua por delitos de pedofilia contra menores de 14 años. 

Los medios internacionales identificaron al hombre como Jonathan Watson, un hombre condenado a cadena perpetua por homicidio y que a través de una carta publicada por Mercury News explicó los detalles de ambos asesinatos.

El reo fue cambiado de su celda solitaria a un dormitorio común, donde conoció a los dos sujetos condenados por el delito de abuso, a quienes posteriormente asesinaría con sus propias manos. 

Sujeto ponía canales infantiles

El asesino confeso reveló que una de las razones de por qué mató a su compañero de celda David Bobb (48), se debió a que no aguantó que el pedófilo pusiera canales infantiles en la televisión, ya que esto no lo dejó dormir por la noche y nació en él las ganas de hacerle daño.

Dicho pensamiento lo llevó a cabo al día siguiente y con un palo que encontró lo golpeó hasta la muerte. Luego de haber cometido el crimen, Watson se dirigió hacia los guardias para entregarse, pero en el camino se encontró a Graham De Luis-Conti, un hombre de 62 años que era conocido por ''haber traficado niños''.

Segundos después, el hombre de Estados Unidos asesinó al otro prisionero con fuertes golpes en la cabeza. En la carta, Jonathan Watson señaló que ''estoy en una posición única en la que a veces tengo acceso a estas personas y tengo muy poco que perder. Estos tipos son la peor pesadilla de cualquier padre".

Te puede interesar