Padres se negaron a abortar a su bebé con malformación y hoy es feliz tras cirugías

Sara Heller se encargó de educar a la gente sobre el labio leporino y paladar bilateral

Cuando Sara Heller se enteró que estaba embarazada fue uno de los momento más felices de su vida, sin embargo, conforme pasaron los meses, una preocupación se sumó a sus vidas.

Su hijo Brody no estaba completamente sano, presentaba un grave caso de labio leporino y paladar bilateral.

Aunque los médicos le preguntaron si estaba segura que quería tener al bebé, ella dijo que sí. Siempre apoyada de su pareja Chris Eidam.

“Está bien estar orgulloso por su hijo, no importan las circunstancias. Nosotros queríamos cambiar la forma en que las fotos de bebés recién nacidos siempre suelen ser. Queríamos crear conciencia sobre el labio leporino”, indicó Sara.

Sabía que su hijo tendría que pasar por una serie de operaciones y tratamientos para poder continuar con su vida normal, pero ella y su pareja no contaban con el dinero para ello. Sin embargó, nada los amilanó.

A través de su cuenta de Instagram, no dudó en colgar imágenes de su hijo, mostrando lo bello que era. Y aunque recibió mensajes de aliento, hubo otros que ofendían a su pequeño y la dejaban en shock.

"Yo decidí educar, en cambio de tener confrontaciones. Así quisiera que Brody haga en el futuro también. Yo quiero que él le enseñé a otros y que sea un modelo para otros niños con el labio leoprino”, indicó.

 

¡Un milagro!

Sara operó a su hijo a los 3 meses de nacido, aunque fue una intervención costosa, logró cumplir uno de sus más grandes retos.

La situación económica no estaba nada bien, y de pronto el milagro sucedió. Sara cuenta que recibió una gran sorpresa. En un restaurante, un mozo puso en su mesa una servilleta. Luego descubrió que en realidad era un cheque doblado con 800 dólares. Ella no pudo creerlo, quedó muy agradecida porque con ese dinero pudo costear las medicinas y citas pendientes de su hijo.

“Para su hermoso hijo”, decía la nota que recibió.

“No pude contener las lágrimas cuando vi esto. La felicidad que sentía cuando vi esto era indescriptible”, contó Sara.

Los años han pasado y aunque, según se puede ver en la cuenta de Instagram, la pareja ya no está junta, el pequeño ha crecido rodeado de amor. Ha tenido que someterse a una serie de operaciones, pero siempre con el apoyo y cariño de sus padres.

Su madre se encarga de contar la evolución que ha tenido el pequeño Brody, desde sus primeros pasos hasta sus primeros días en el colegio. Sin duda alguna, ¡es un amor de verdad! 

 

Te puede interesar

SÍGUENOS