• https://wapa.pe/mujer/1495334-facebook-mexico-alcalde-politico-disfraz-mundo-noticias-actualidad-niw

Alcalde se disfraza como un extraño para supervisar a su personal

Un alcalde de México decidió espiar a sus trabajadores tras recibir quejas de la mala atención de su gestión. 

El alcalde de Chihuahua, México, decidió enfrentar las quejas que estaba recibiendo por parte de la población. Pues, Carlos Tena siempre ha intentado tener una buen relación con los habitantes. Por ello, quiso comprobar el supuesto mal trato que estaba realizando su personal. ¿Cómo lo hizo?

En esta ocasión prefirió no creer en los comentarios de los trabajadores y se enfrentó a ellos de una forma astuta. Se disfrazó como una personas con habilidades limitadas. Colocándose en una silla de rueda y finjiendo tener una lesión grande en su rostro. 

Por eso se vendó toda la cara para no ser reconocido, a su vez, usó jafas y un gorro que lo ocultaba perfectamente. Esta idea fue con el fin de confirmar si era cierto lo que estaba ocurriendo en su gestión

Cuando ingresó al establecimiento, quiso ver si una persona solidaria se acercaba a preguntarle por alguna necesidad que tenía. Esta idea prefirió mantenerla en secreto así de un resultado negativo o positivo. 

Pero, solo el personal estaba enterado lo ayudó a presentarse a la Dirección de Desarrollo Social de la Municipalidad mexicana. Carlos preguntó si podían entregarle unos bonos para adquirir alimentos en centros comerciales. Sin embargo, la respuesta lo desilusionó. 

El alcalde salió molesto e indignado por el trato que le dieron. Aunque solo una persona le ofreció un aperitivo, una gelatina, según comentó el medio El Heraldo de Chihuahua“Me dio coraje que las personas que están ahí trabajando y ganando un sueldo, traten mal a la ciudadanía. Les di su buena leída de cartilla y les dije que no quería volver a saber que trataran mal a alguien”.

Al final, Tena confirmó la incomodidad de los ciudadanos. Pues, él tuvo que esperar más de 30 minutos para reunirse con el secretario de la autoridad, hasta para subir al ascensor. Al no aguantar más lo que estaba viendo, se sacó las vendas, el gorro, los lentes y todos se quedaron en shock. Como se suponía, algunos fueron retirados de su puesto . 

 

Te puede interesar

X