Día del Maestro: 7 habilidades que los hacen ser buenos profesores

La figura del profesor se convierte en un modelo a seguir para los niños.

La labor de un maestro va más allá de enseñar a sumar, leer y escribir, también se basa en el desarrollo personal al preparar el terreno donde se cultivará todo tipo de aprendizaje, una parte fundamental en formación de todos.

Sin embargo, a pesar los nuevos cambios y capacitaciones que los maestros han recibido, muchos todavía siguen pensando que su función está baso en ser una autoridad y que, al dar una orden, los alumnos deben de cumplir. 

Por ello, en un salón de clase es como cualquier grupo humano, que para que sea exitoso, los miembros del grupo tienen que actuar como un equipo, por eso, más que trasmitir conocimientos, enseñar es liderar.

Ante lo expuesto, la Coordinadora del programa Qué Maestro de Enseña Perú Jaira Alencastre Oliart comparte 7 habilidades que los maestros pueden desarrollar para ejercer liderazgo en el aula. ¡Atenta y toma nota!

1. Escuchar al estudiante con empatía

Conocer a profundidad a tus estudiantes y su mundo, comprender las historias, y accionar con comprensión.

2. Mentalidad de crecimiento

Confiar que todo estudiante puede desarrollar al máximo de su potencial y buscar distintas estrategias para que cada uno lo logre a su ritmo. Comunicar mensajes resaltando el esfuerzo y no el resultado. Para ello se debe empezar teniendo altas expectativas de uno mismo.  

3. Capacidad para realizar buenas preguntas

Despertar y desarrollar en los estudiantes el pensamiento crítico. Ser creativo para retarlos y que avancen en el camino a desafiar las estructuras mentales.

4. Fomentar la cultura del error

Trabajar fuertemente en la tolerancia a la frustración. La docencia brinda muchas satisfacciones, pero es una labor altamente compleja donde estás permanentemente expuesto a situaciones decepcionantes o de frustración. Trabajar en esta aceptación y superación te hará fomentar un clima en el aula en el que los estudiantes aprenderán a convivir con el error como un proceso natural del aprendizaje. Enseñemos con el ejemplo.

5. Visión construida con los estudiantes

Una visión que nos motive a alcanzar los sueños del aula, que nos ayude a aterrizar por qué aprendemos lo que aprendemos y nos ayude a construir con los estudiantes el clima de aula en el que se quiere aprender para regular positivamente el comportamiento.

6. No tener miedo a la vulnerabilidad

Es importante conocer tu historia personal. Ésta, sincera y transparente, es muy importante como un punto de partida para el aprendizaje de los estudiantes y para tu conexión con ellos. Uno es como es y nadie es perfecto.

7. Capacidad de asombro y disfrute

Disfrutar con pasión la experiencia de guiar y acompañar a tus estudiantes y no perder la capacidad de asombrarte con sus procesos de aprendizaje y descubrimientos.

En este día, 6 de julio, fecha en el que se celebra el Día del Maestro, recordamos con gran cariño a los profesores que nos formaron y que nos han dejado un bonito recuerdo de nuestra infancia y adolescencia.

Te puede interesar