Criar a los niños con nalgadas puede causarles depresión y trastornos mentales

Esta práctica se asocia a la delincuencia y al sesgo de violencia que acompaña a los niños hasta su adultez.

Un comportamiento que se presenta en muchas familias y que tiende a normalizarse es el criar y educar a los niños con nalgadas.

Esta práctica se ve como una herramienta “importante”, eficaz y útil para enseñarles cómo deben comportarse.

Sin embargo, por más que esta constante práctica normalizada está erróneamente sustentada como una vía de educación se sigue viendo como útil y se recurre a ella como un método de crianza.

Consecuencias del método violento

Los expertos en salud y desarrollo infantil apuntan a que el castigo físico pone en riesgo a los niños de diversas consecuencias negativas en su desarrollo emocional y personalidad.

De acuerdo a una investigación de la Universidad de Michigan, las nalgadas y otros métodos de disciplina física continúan generando efectos negativos en los niños por mucho más tiempo que lo que se conoce.

Esta forma de crianza de los padres hacia los hijos en una edad temprana da como resultado efectos adversos significativos en su comportamiento.

Investigación y resultados a largo plazo

Según las investigaciones, los niños que son más golpeados tiene mayores probabilidades de convertirse en adultos deprimidos, de intentar suicidarse y de abusar del consumo de alcohol y otras drogas.

Los efectos a largo plazo de una disciplina severa y violenta fomentan el aumento del comportamiento agresivo y delincuente.

Recomendaciones

Los especialistas recomiendan que la disciplina efectiva tiene más que ver con ser empático y con tener voluntad para entender cómo tratar a un niño sus etapas de desarrollo.

De esta forma, el niño aprenderá como tranquilizarse cuando las cosas se pongan difíciles.

Para fomentar comportamientos positivos, los padres deben enseñar a un niño cómo regular su propio comportamiento y así mostrarles con el ejemplo, su temperamento.

Ten en cuenta las maneras que se han usado en el pasado que son perjudiciales para la crianza de tus hijos y busca apoyo de especialistas si consideras que lo requieres.

Te puede interesar

SÍGUENOS