Chanan Cori Coca: una valiente mujer que defendió el Imperio de la invasión Chanka

La historia de una mujer legendaria que llegó a ser retratada en la cosmovisión andina.

Poco se conoce de Chanan Cori Coca, una legendaria mujer que ayudó a Pachacútec y a los guerreros de piedra a defender el Cusco.

La historia recuerda aquella hazaña en donde un ejército de 250 mil guerreros esperaba cautelosamente la rendición del Cusco sin reyes por la dimisión de Huiracocha Inca y el heredero al trono Inca Urco.  Cuando en lo alto un joven Cusi Yupanqui se preparaba para una batalla que lo llevaría a ser una leyenda.

Los Chankas enterados de su audacia, preparaban ataques desde múltiples bandos para limpiar todo vestigio Inka que encontrasen.

Sin embargo, el destino tendría a una defensora líder que no lograron advertir al llegar al barrio “Chocos-Chacona”.  

El terror invadió hasta al más avezado guerrero que no tuvo más que retroceder por miedo a la líder y decapitadora quien tenía bajo su mando a una encendida cuadrilla que no dejaría pasar hasta al más fiero invasor.

Como se cuenta en las crónicas de Pedro Sarmiento, Chanan Cori Coca peleó “varonilmente” al tal punto de no solo hacer retroceder a sus adversarios sino también provocarle desmayos al momento de su huida.

Como referencia de esto tenemos un cuadro que retrata ese escenario en el Museo de la Universidad de San Antonio Abad, en el que vemos a la guerrera sosteniendo la cabeza de un general Chanka abatido frente a su cuerpo inerte.   

Gracias a este retraso de los Chankas, Cusi Yupanqui, ahora Inka Pachacútec, quien inició un contragolpe letal frente a esto, terminó con toda oportunidad de invasión en la brutal batalla de Yawarpampa (campo de sangre).

Desde ese momento se ha quedado el nombre de Chanan Cori coca en la memoria del hombre andino como el recuerdo de una heroína que logró aplacar el avance de un ejército con sus propias manos en defensa de un milenario imperio.

Otra historia alterna de la guerrera es una leyenda que narra que Chanan Cori Coca era en realidad una huaca (lugar sagrado) descendiente de los Pururaucas, míticos guerreros sobrenaturales y de piedra que ayudaron en la defensa del Cusco al Inka Pachacútec.

Entre estos míticos guerreros sobrenaturales el más fiero sería Cori Coca, quien sin ayuda pudo aplacar a toda hueste que se aproximara.

Una legendaria mujer guerrera que todo peruano debería reconocer por cultura general y sobre todo realidad peruana.

¿Qué relata la historia de la guerrera?

Después de recopilar todo vestigio histórico y narrativo de Chanan Cori Coca, se sabe hoy que era probablemente descendiente de la casta de Pacaritambo, el mítico lugar de origen de los Inkas.

Se ha documentado que los Inkas de los alrededores de Pacaritambo fueron representados también por un ayllu suyo en el Valle del Cusco.

Hasta el día de hoy pueblos del actual Pacaritambo en Paruro, Puno, renuevan sus votos reparando el camino que conecta a su pueblo con el Cusco.

Sin duda la historia y rol de Chanan Cori Coca fue de gran relevancia y valor para historia peruana y debe recordarse y tenerse en cuenta como una guerrera y defensora más al lado de los que por mucho tiempo ha sido quienes han llevado toda la gloria como únicos líderes y defensores del Imperio. 

Una muestra más que la historia fue forjada y construida gracias a la fuerza que las mujeres de ese tiempo pudieron demostrar, sin importar el contexto e historia que ha puesto como líderes mayoritarios y en muchos casos hasta absolutos a los hombres.   

Te puede interesar