Pirata, el perro que murió baleado defendiendo a un joven

Delincuentes armados intentaron asaltar un minimarket, le dispararon a un joven y Pirata, un perro que intentó ayudarlo, recibió un balazo mortal.

Un barrio está de luto en Argentina. Los vecinos de la comunidad Las Flores de Córdoba se encuentran devastados por la forma como Pirata, el perro callejero y engreído de la cuadra, fue asesinado al intentar defender a un joven de un robo.

“Hoy una bala mató al compañero de todos los vecinos, hoy se nos fue el Pirata, lo conocimos tan chiquito, nuestro primer comunitario. No hay derecho a vivir así, inseguros, él se llevó la bala que era para un adolescente que estaba trabajando, ¿cuántas vidas más? Te voy a necesitar cada mañana. ¿A quién voy a abrazar?", posteó la veterinaria El Viejo Trehua.

"Todos lo lloramos", comentó Mabel López Rodriguez, debajo de la publicación que despidió al perro en las redes sociales. "¡El Pirata querido! ¡Un amor ese perrito!", lo recordó Diego Kadesevich. "Era imposible no quererlo. Me quedó con tantos recuerdos y con el último beso", agregó Fernando Vocos.

Pirata era un perrito que vivía en la calle, aunque los vecinos siempre le dejaban algo para comer, con lo que se podría decir que era “el perro del barrio”. Incluso, cuando llovía, algunos lo hacían entrar a su casa para que tenga un techo que lo proteja del agua y el frío. Es por eso que el perrito no dudo en defender a uno de sus “dueños”.

Alrededor de las 10 de la noche del pasado sábado 27de abril, dos sujetos se bajaron de una moto lineal y entraron a robar al minimarket de la cuadra. Allí se encontraron con el hijo del dueño, a quien le dispararon, pero por suerte la bala rozó el hígado y ya se encuentra en su casa, fuera de peligro. Lamentablemente, Pirata, no tuvo la misma suerte. El perrito quiso ayudar al joven e intentó detener a los delincuentes antes de que se subieran a la moto, pero recibió un balazo mortal en el pulmón.

Pirata no pudo resistir el impacto y murió en la veterinaria. "Es muy triste porque en la calle se salvó tantas veces, lo chocaron, se peleó, venía lastimado y seguía adelante. En la veterinaria tenía atención médica, entraba a todas las casas, dormía y en todos lados comía. Era el de la cuadra, siempre fiel, al lado de quienes lo amaron. Estamos todos muy tristes", escribió el veterinario en sus redes sociales.

Finalmente, Andrea Carmona comentó que "queda el consuelo de que dejó a su hijito para ser criado y cuidado con el mismo amor que le dieron a él. Qué destino pobre Pirata”.

Te puede interesar

SÍGUENOS