Encuentran cadáver de niño con autismo en playa La Costanera

El pequeño de 10 años tomó un bus y lo dejaron en el paradero final, porque no tenía dinero para pagar el pasaje.

¡Indignante! La indiferencia puede llegar a matar. Kevin, de tan solo 10 años, era un menor con autismo, quien salió de su hogar en su casa en San Martin de Porres el 28 de diciembre.

El niño subió al transporte público, pero como no puede hablar y no tenía dinero para pagar el pasaje, fue llevado hasta el último paradero de los buses. Kevin llegó hasta Magdalena, donde vio el mar y fue el último momento de su vida.

Los familiares indican que el pequeño fue visto por última vez en el bus de la empresa NorLima. Durante el trayecto, la cobradora le pidió el dinero para el pasaje, pero cuando no recibió respuesta, le dijo a la jovencita de al costado que pague por él.

La joven también se negó a ofrecer el dinero para el pequeño y resaltó que no lo conocía. La señora le pidió al niño que se baje, pero él se negó.

“Cuando la señorita llegó a su destino, antes de bajar, consultó a la cobradora dónde lo llevaría y está última indicó que lo dejaría en el último paradero o lo entregaría a un policía que encuentre…”, menciona un familiar en su cuenta de Facebook.

1

Pero, la mujer no lo llevó hasta la comisaría, sino que dejó que el niño con autismo baje y se quede solo en un lugar que no conocía.

El último paradero del carro fue en Magdalena, donde el niño al ver el mar, se habría metido.

Una vecina fue la que vio al menor quitarse su ropita e ingresar al mar. De manera inmediata, la señora agarró la ropa, esperó a que el niño salga, pero esto jamás ocurrió.

Ella dio aviso a la Policía, y 5 días después, la Unidad de Salvataje halló el cuerpo del menor en la playa La Costanera en San Miguel.

El informe indica que el niño habría fallecido hace tres días.

Como sabemos, la familia lo buscó y publicó su foto en Facebook y en todas las redes sociales, pero nadie sabía del paradero del menor.

Descansa en paz Kevin.

Te puede interesar