¿Quieres que tu hija sea una niña empoderada? Dale estas valiosas lecciones

No hay nada mejor que las lecciones de vida que nos puede otorgar una madre. Y si tú intención es que tu hija crezca y se convierta en una mujer fuerte, deberías entregarle esta sabiduría.

En la historia del mundo han existido muchas mujeres que han destacado en la ciencia, arte, humanismo y en la sociedad en general. Pero, en la vida de las hijas la más importante es la mamá, por eso, es importante no solo hablarle de estas importantes mujeres sino enseñarle que el amor propio es lo más importante para que logre todas sus metas.

Durante el crecimiento de tu hija será inevitable que no pase por situaciones adversas y muchas frustraciones. Por eso, te traemos algunas lecciones que debes enseñarle y que debe aprender desde niña. Estas le ayudarán a entender el mundo y, por qué no, destacarse.

No esperes a ser "rescatada" en la vida cotidiana

Las películas de Disney entregan el siguiente mensaje: que las mujeres debemos ser rescatadas, por un amigo o un animal fantástico. Pedir ayuda no está mal, pero la mayoría de veces en la vida ella tendrá que a apagar sus propios incendios.

Mientras más claro tenga esta premisa, será más fácil levantarse de las frustraciones y seguir adelante.

El verdadero amor no llegar con el primer “príncipe”

Es muy probable que las primeras ilusiones que tenga tu hija durante la adolescencia no sean maduras, comprometidas o serias. Es mejor que le hagas saber sobre el amor responsable y hablarle sin miedo sobre el desarrollo de su sexualidad.

Es mejor que resuelva sus dudas contigo sobre lo que es sexo seguro y relaciones sexuales, no te niegues a escucharla y siempre mantén tu mente abierta.

Estar sola también puede ser divertido

No le digas que necesita una pareja de vida para complementarse y sentirse plena. Es importante que sepa que la soledad no es mala,  porque aprenderá a conocerse, saber más de ella, dar rienda suelta a sus actividades favoritas.

Enséñale a no caer ante el primero que la acaramele el oído solo por el miedo a estar sola.

Las cosas no siempre saldrán como quieres

Enséñale que no debe sentirse mal si algún proyecto en el que trabajo duro no se realizó, porque es parte de la realidad. Debe aprender a no darse por vencida, porque si se queda en el lamento y en la autocompasión podría dejar pasar grandes oportunidades.

Es importante llorar si crees que lo necesitas

Llorar no es de débiles. Si necesita llorar que lo haga para desahogarse, no es bueno guardarse las emociones, eso solo le generará desilusión.

Tu hija debe saber que nadie espera que esté íntegra y feliz todo el tiempo. Cuando el desahogo pase, es importante seguir adelante y no permanecer en "la desgracia".

 

Te puede interesar