Tómate un día de tu labor de padre y dedícaselo a tu pareja

Con la llegada de los hijos a veces nos olvidamos del romanticismo y dejamos que la llama de la pasión se apague en las parejas. Como no queremos que pase eso, te dejamos algunos tips para sacar tiempo para ustedes.

El matrimonio es una etapa difícil, sobre todo cuando a su rutina aumentas a un bebé, ahí es cuando la relación tiene una carga más de dificultad. La atención ya no es para ustedes sino para la criatura.

Ambos están más la pendiente de las necesidades del bebé y van perdiendo el tiempo en pareja, pero ¿eso es bueno para la relación?

El trabajo dentro y fuera del hogar puede llegar a debilitar la relación, no obstante, hay soluciones para esto: pueden planificar una cita al menos una vez por semana. Esto no solo les ayudará como pareja sino también a que los niños tengan una imagen positiva de su familia.

Si estás en ese proceso aquí te dejamos algunos tips para ayudar a fortalecer más su relación:

1. Tengan citas sin niños (sí, nos referimos a todos los niños)

Planifiquen una salida, es decir, encarguen los niños a alguien de confianza puede ser a los abuelos, ya que ellos son los más felices de pasar tiempo con sus nietos. Una vez que hallen con quien dejarlos, podrán gritar ¡freedom! Aunque sea por unas horas. Podrán ir a un concierto, al cine, a comer o dónde quieran pero lo más importante es que la pasen bien juntos.

2. Hagan que sus noches sean especiales

Al inicio de la paternidad es un poco complicada porque los bebés no duermen mucho, pero luego tendrán todas las noches completas. Así que pueden usar ese tiempo para terminar sus labores de la casa, conversar, ver una película y series, hacer la lista de compras o cualquier cosa que deseen para conectarse de nuevo.

3. Traten de escaparse un fin de semana

Así como planificaron una cita también puedes escaparse un fin de semana. Todo está en encontrar alguien responsable que se quede con los pequeños, ya sean los abuelos o algún familiar en quien confíen mucho. Esto les ayudará a levantar el estado de ánimo y los niños verán a sus padres más relajados.

4. Como pareja tienen que ser una prioridad

Si bien la llegada de un hijo es importante y lo convierte en su centro de atención, la relación también debe ser una prioridad a la que deben dedicarle tiempo y mucho trabajo. Porque, recuerda que los niños crecen y se van, en cambio las parejas se quedan juntas.

5. Hablen mínimo 20 minutos diarios

Con el trabajo y las rutinas diarias es obvio que en ocasiones solo crucen algunas palabras y no tengan una conversación. Traten de tener aunque sea unos 20 minutos de charla para ustedes para compartir sus inquietudes. La comunicación facilita la convivencia y hace que las discusiones sean más rápidas de solucionar.

 

Te puede interesar