¿Cómo superar la pérdida de un bebé?

Los embarazos siempre traen alegría e ilusión para los futuros papás, y aunque hay probabilidades de pérdida alejamos ese pensamiento rápidamente. Pero, ¿cómo sanar si sucede eso? Pues, aquí te damos algunas recomendaciones.

Es muy difícil sobrellevar una pérdida, sobre todo cuando te llenas de expectativas y esperanzas sobre ese embarazo. Aunque siempre hay una  posibilidad de perderlo cuando se hace realidad es una sensación indescriptible, sobre todo para la madre.

Los abortos espontáneos son más comunes de lo que pensamos, y el dolor y la angustia que pueden sentir por la pérdida de un bebé se puede convertir en el momento más oscuro de sus vidas. Pero, tras un tiempo logran ver con claridad lo que pasó, lo aceptan y desean transformar esa pérdida en algo más grande. Muchas veces luego de ese periodo es que se abren camino los ‘bebés arcoíris’.

Tras la intensa oscuridad llega el arcoíris

Se le conoce a los ‘bebés arcoíris’ a los que nacen luego de una pérdida por aborto espontáneo o muerte fetal. Estas tormentas suelen ser eternas, pero el arcoíris llega cuando menos lo esperamos para llenar de color y alegría a las personas.

El que llegue un bebé arcoíris no significa que los padres hayan olvidado su pérdida, es más gracias a ello es que tienen mucho más amor, confianza a los padres y familia. Son muchas las historias de madres con hijos arcoíris que demuestran superación, crecimiento, fortaleza y valentía luego de pasar por algo así.

“Ansiedad, estrés y angustia, eso es lo que sienten las familias. [...] hay que hacer el duelo para poder afrontar un nuevo comienzo. El duelo llega a su fin cuando integras en tu vida este dolor. La tristeza no desaparece, pero se reanuda la vida”, contó la psicóloga perinatal Diana Sánchez a El Mundo.

 

"Los padres necesitan recoger experiencias para enfrentar la llegada del bebé arcoíris. Convertir el dolor en solidaridad y aliviar a otros", reveló Ana en una entrevista a Carolina Domínguez para El Mundo. Ana tuvo de cinco hijos, de los cuales tres fallecieron.

Soltar y dejar la culpa es importante

“Decir adiós es crecer”, decía Cerati, y esto es importante para los futuros padres para poder darle la bienvenida a un bebé arcoíris. “Los padres pueden sentir que estar entusiasmados con el nuevo embarazo o amar a este nuevo bebé, de alguna manera es una traición al bebé que perdieron”, dijo el el Dr. Lorde-Rollins.

Tener un bebé arcoíris no es para reemplazar al que perdimos, sino es una gran oportunidad en la vida para verla con otro color. El dejar la culpa no quiere decir que no haya dolor. Es importante tener el apoyo y la compañía de nuestros seres queridos tras la vivencia de pérdidas. Y recordar lo necesario que es atravesar por ese periodo, aceptarlo y soltar.

 

Te puede interesar