7 tips para elegir el vestido de novia ideal

Por: Luciana Z. Ponce - In my Shoes Blog

Organizar tu boda no es labor fácil, pero tareas como elegir el vestido ideal que te acompañará en uno de los días más especiales de tu vida, es un asunto a tomar con calma y toda la disposición del mundo, no dejes que el estrés se apodere de ti, hazlo con tiempo y siguiendo estos siete prácticos consejos:

 

1. Establece un presupuesto para el vestido y trabaja tu búsqueda en base a el, recuerda que hay muchas maneras de encontrar algo lindo y especial sin que cueste mucho dinero, además, la búsqueda será más explicita y esto te ayudará en el proceso de selección.

 

2. ¿Dónde y cuándo? Para refinar tu búsqueda debes de tener en cuenta el lugar de la ceremonia y de la fiesta, el momento del día, la época del año. No es lo mismo entrar a una iglesia grande o a una más chica, festejar con la caída del sol en una playa o a la noche en el salón de un hotel.

 

3. Enfócate en tu personalidad, una vez definidos los detalles como el presupuesto y las características del evento, intenta formar una idea clara de tu vestido ideal, inspírate en todas las revistas y redes sociales posibles, como Pinterest que es el favorito de todas las futuras novias. El vestido tiene que representarte, tiene que reflejar como te sientes y que estés cómoda con el y en el es básico.

 

4. No olvides tomar en cuenta las características de tu cuerpo, pues son las claves que te llevarán a definir la delgada linea que divide el éxito de la fatalidad. Todo cuenta a la hora de elegir el vestido perfecto, tu tipo de cuerpo, estatura, peso y hasta tu color de piel.

 

5. Ya sea que tengas planeado mandarlo a hacer o comprarlo hecho ¡Pruébate todos los vestidos que puedas! No dejes de lado ningún modelo que te guste, así el corte no te vaya a favorecer, la idea es convencerte a ti misma de que no funciona, no quedarte pensando que ese era el ideal. Una vez que te hayas desencantado de todo aquel que no va con tu cuerpo, encontrar el que te quede como anillo al dedo, será tarea fácil.

 

6. No olvides llevar los zapatos indicados a la prueba de vestidos, de esta manera podrás ver la caída real del vestido sobre tus pies y tener una idea más clara de cómo lucirás en con el ajuar completo.

 

7. Comparte esta experiencia con la menor cantidad de personas posible, es comprensible que quieras a tu mamá, hermana y mejor amiga contigo y con ellas será más que suficiente. Escoger el vestido de novia es un momento memorable, digno de compartir con la mayor intimidad posible y así no perder la concentración de lo que has ido a hacer. Déjate aconsejar, pero no te dejes influenciar, pues la que va a estar en ese vestido y en las fotos para el resto de los tiempos, eres tú.

 

 

 

Te puede interesar

SÍGUENOS