¿Los bolsos son de uso exclusivo para la mujer? La historia dice lo contrario

En el sur de Alemania, el Museo Nacional de Baviera quiere acabar con el mito de que el bolso es de uso exclusivo para la mujer.

La muestra que se exhibe abarca desde el siglo XVI al XXI. Son 300 piezas: bolsos de caza, bolsas de herramientas, equipaje de viaje, monederos antiguos y los modernos bolsos de mujer.

Algunas de las piezas más valiosas proceden de la Casa Real bávara, como el pomposo bolso de caza de terciopelo de seda verde y ornamentos dorados del duque y príncipe elector Maximiliano I, que constituye un ejemplo del destacado arte del bordado de los talleres de la corte de Múnich, y no solamente eso, sino que también muestra que antiguamente los hombre si usaban bolsos y que ahora, finales del siglo XIX constituyen un elemento irrenunciable del vestuario femenino.

Así, en la sociedad burguesa en el siglo XVI, mujeres y hombres por igual, portaba bien a la vista los monederos abultados como señal de bienestar, pues “el bolso era a la vez un símbolo de estatus”, subraya Johannes Pietsch, comisario de la exposición.

Te puede interesar

SÍGUENOS