La prueba del vestido de novias: ¿Qué hacer y qué evitar?. Atenta a los consejos

La elección del vestido de novia es un momento de ensueño para muchas, y de pesadillas para otras. Pero hacer el vestido en vez de comprarlo listo tiene sus ventajas, aunque también existe más responsabilidad y trabajo de tu parte.

Modista o tienda, en ambos casos debes tener en cuenta que la prueba del vestido es vital para que el día de la boda no sufras porque no te quedó bien o no puedes moverte bien con él. Así que atenta a estos consejos.

TODO CLARO

Por lo general, las citas para probarse el vestido se acuerdan luego de la toma de medidas. Apúntalo en tu agenda y que no se te pase, recuerda que cada prueba te ayudará a detectar cualquier inconveniente con la prenda.

NUNCA SOLA

Los expertos recomiendan ir siempre acompañada de otra persona cuando hagas las pruebas, ya que en tu emoción puedes pasar por alto los detalles que alguien más puede notar.

ATENTA A LOS CONSEJOS, PERO CON PRUDENCIA

La modista te va a ayudar, Pero trata de tener siempre las ideas claras. Un buen vestido no es el que tiene detalles de todo, sino el que ésta bien equilibrado.

CUIDADO CON LA TALLA

Si el vestido te resulta muy ajustado, busca una talla más grande. Recuerda que el día de tu boda necesitarás moverte con facilidad, y no es lo mismo algo ajustado que apretado.

TEN EN CUENTA EL PRECIO

Un vestido costoso no tiene que ser mejor que uno de menor precio. Ten en cuenta la tela usada y los detalles, y no olvides asesorarte.

Te puede interesar