¿Cabello débil y quebradizo? Estimula su crecimiento con una mascarilla de cebolla y miel

Descubre cómo preparar una poderosa combinación con ingredientes naturales y caseros para fortalecer y promover el crecimiento del pelo

Un cabello débil y quebradizo es el primer síntoma de una melena que requiere un cuidado mucho más prolijo e integral. Y es que para fortalecerlo no solamente hace falta ocuparse de hallar el champú más idóneo para nuestro tipo de pelo sino también de cuidar nuestra alimentación y nuestra salud mental.

Factores como el estrés, ansiedad y una dieta alta en grasas saturadas puede desencadenar un incremento de pérdida de cabello en un mediano plazo. En esa línea, otro aliado que juega a favor de nuestra rutina capilar son los ingredientes naturales. Complementar nuestra rutina con insumos como la sábila, miel o incluso la cebolla pueden ayudar a impulsar su crecimiento gracias a que fortalecen las fibras capilares.

Por ello, a continuación, te mostramos una receta sencilla para que puedas sacar el jugo a dos ingredientes caseros de fácil acceso para darle un shoot de nutrición a tu melena.

¿Qué beneficios aporta la cebolla en el cabello?

La cebolla tiene grandes beneficios para nuestra melena gracias a uno de sus componentes: el azufre pues tiene la capacidad de mejorar la producción de tejidos de colágeno, esenciales para el crecimiento del cabello. Y es que si lo aplicamos en la cabellera nos ayudará a mejorar la circulación sanguínea lo cual favorecerá a los folículos capilares. Asimismo, la cebolla tiene propiedades antibacterianas que acabarán con los hongos y bacterias que habitan en nuestro cuero cabelludo y dificultan el crecimiento del cabello.

¿Cómo preparar una mascarilla de cebolla y miel?

1.Extrae el jugo de dos cebollas. Puedes rallarlas o licuarlas para obtener un preparado listo para aplicar a tu cabello. Si lo rallas deberás colar la mezcla.

2.Agrega el zumo de un limón para disimular el olor y dos cucharadas de miel potenciar sus efectos.

3.Con ayuda de una brocha o con tus dedos aplícalo en toda tu melena y realiza suaves masajes.

4.Cubre tu pelo con un gorro o bolsa plástica y deja que actúe al menos por una hora.

5.Lava tu cabello como de costumbre con abundante agua fría. Puedes repetir este proceso dos veces por semana si quieres obtener resultados más rápido.

Te puede interesar