¿Se te irrita la piel con facilidad? Prueba esta poderosa combinación de plátano y zanahoria

Descubre los beneficios de la zanahoria para mejorar el estado de la piel aportándole más hidratación junto a otro ingrediente natural como el plátano.

El uso constante de las mascarillas puede hacer que nuestra piel luzca se irrite con mayor facilidad y luzca más opaca. Y es que el roce de la tela con nuestro cutis puede hacer que ésta se vea afectada de forma particular por la acumulación de calor y gérmenes.

Por ello ahora más que nunca resulta imprescindible no descuidar la rutina de limpieza facial para controlar el exceso de grasa y darle a nuestra dermis el cuidado que se merece cada noche. A continuación, te comentamos los beneficios de la zanahoria y el plátano pues sumados en una mascarilla casera ayudarán a hidratar la piel.

Beneficios de la zanahoria

La zanahoria posee una alta concentración de betacaroteno y antioxidantes que son grandes aliados para combatir los signos de envejecimiento de la piel y todo tipo de agentes externos que dañen el cutis. A esta mascarilla también le agregaremos un poco de pepino el cual nos servirá para hidratar el rostro.

¿Qué ingredientes necesito?

-Una zanahoria pequeña

-Medio pepino (opcional)

-Medio plátano

¿Cómo lo preparo?

Lava la zanahoria y luego pícala en trozo para agregarla a la licuadora junto al pepino (no es necesario quitarle la cáscara pues le aportará más nutrientes) y finalmente el trozo de plátano. Revuelve bien la mezcla y refrigérala por unos minutos antes de aplicarla.

¿Cómo lo aplico?

Antes de utilizar cualquier mascarilla o producto es recomendable realizar una pequeña prueba en el dorso del brazo para verificar que no tenemos ningún tipo de reacción alérgica en la piel.

Luego lava bien tu rostro con un jabón neutro (puedes exfoliar tu rostro previamente con unas gotitas de limón y azúcar) y aplica la mascarilla en tu rostro, cuello y escote con suaves masajes circulares.

Finalmente deja que actúe por 20 minutos y enjuaga tu rostro con abundante agua tibia. Te recomendamos repetir esta mascarilla dos o tres veces por semana dentro de tu rutina. Y si te sobró un poco lo puedes refrigerar y guardarlo para el día siguiente. Al final no olvides aplicar una crema hidratante.

Te puede interesar

SÍGUENOS