Warmichic & Trenzas Peruanas unen fuerzas lanzar su primera colección navideña

Warmichic y Trenzas Peruanas lanzan su primera colaboración de la mano de un grupo de artesanas ayacuchanas que pese a las adversidades, no pierde el espíritu de resiliencia. 

La magia de la Navidad nos vuelve a sorprender, y esta vez lo hace con la noticia de una colaboración entre Qarla Quispe de Warmichic y José Luis Alvarado de Trenzas Peruanas. Ambos unieron fuerzas para crear esta alianza que no solo acaba de lanzar su primera colección con temas navideños, sino que también busca apoyar a un conjunto de artesanas ayacuchanas para que puedan generar desarrollo y así mejorar sus condiciones de vida. Wapa.pe habló con José Luis Alvarado, gestor cultural y  fundador de Trenzas Peruanas, para conocer el origen de esta colaboración, los obstáculos que enfrentaron al lanzar una colección en plena pandemia y cuál es el futuro de esta alianza.

¿Cómo surgió la idea para esta colaboración?

El año pasado, yo estaba buscando páginas o empresas relacionadas con temas de arte y  trabajo a mano hasta que llegué a contactarme con la marca de Qarla. Le envié un mensaje comentándole de qué trataba el proyecto, con quienes trabajamos y cuál era nuestro objetivo y Qarla, que también tenía propósitos similares, le gustó la idea de trabajar con mamás, artesanas, grupos vulnerables. Nos mantuvimos en contacto hasta que quedamos para que ella viaje a Ayacucho pero se dio el tema de la pandemia. Estuvimos paralizados alrededor de cuatro meses en los que solo hablábamos sobre que podíamos hacer en el futuro hasta que le propuse aventarnos con una colección para Navidad. Como Qarla es diseñadora y le apasiona el tema de la estética y temas a fines, empezó a crear que podíamos lanzar. Por mi parte, ya venía trabajando con las madres y le dimos el soporte operativo que necesitaba. Nos habrá tardado un mes o mes y medio en definir qué prendas o productos tentativos al mercado promocionaríamos hasta que finalmente salió la idea de las bolitas navideñas y una muñeca tejida a crochet con elementos como las polleras con diseños de Qarla y bordadas por las artesanas.

¿En qué consiste esta línea especial por Navidad?

La colección consiste de la muñeca (de 33 cm de alto) tejida a crochet con prendas de vestir. Viene la pollera principal diseñada por Qarla y bordada a mano por las artesanas y otra alternativa para su cambio. Asimismo, cuenta con una enagua, una blusa y como estamos en época de fiestas, la introducimos con su gorrita de navidad. La presentación es una caja elaborada con materiales reciclables y biodegradables con diseños también creados por Qarla. Este es el mismo empaque de las bolitas de Navidad, diseñadas por Qarla y tejidas acá en Ayacucho. Finalmente están los individuales y mantel de mesa con diseños propios y bordados a mano.

¿Cuál es el objetivo  de esta colaboración por Navidad?

Esta muñeca va a ser el inicio de una serie que continuaremos en el futuro con diferentes colecciones; ahora hemos comenzando con Navidad. Las warmis pueden ser utilizadas como decoraciones para el hogar, así como muñecas didácticas con las que las niñas pueden interactuar. Es una representación más andina con la que más personas se pueden identificar.  

En adición, ambos tenemos y queremos promover esta filosofía de generar empleo a grupos de artesanas y ayudarlas a salir adelante. Queremos que mediante nuestro aporte tanto intelectual o artístico, otras personas vean esto como un trabajo sostenible a futuro para que puedan generar desarrollo tanto en sus hogares como en sus comunidades. Quizás en un futuro podríamos hacer replicas en diferentes sectores del Perú y que sirva de ejemplo que los trabajos de artesanía también podemos dar con bastantes temas de calidad, arte y frescura que se pueden vender al público.

¿Cuál fue el obstáculo más grande que tuvieron que enfrentar y cómo lo superaron?

El tiempo fue el obstáculo más grande porque en este caso, tuve que ir a cada domicilio para transmitir la idea o llevar la materia prima. Entonces, en un día solo se podían hacer una o dos visitas porque la mayoría de las artesanas viven en zonas aledañas de la ciudad. Antes de la pandemia, utilizábamos un espacio donde todas venían y hacían una lluvia de ideas; porque ellas también han aportado a este trabajo. Estos productos también han salido de las señoras artesanas por la experiencia que tienen en matizados de colores, como productos  hechos a mano.

También nos demoramos un poco por el tema de la coordinación con Qarla. Ella tenía bastantes ganas de venir acá para inspirarse y saber qué puede ofrecer. Al principio cuando no se podía viajar eso representó un punto de frustración para ella pero trabajó desde Lima con la poca información que yo le pude dar. Cuando nos visitó, pasamos por un sin fin de medidas de seguridad para cuidarnos tanto para ella, como las mamas. Por eso, el proceso de creación ha sido bastante lento pero lo hemos logrado y ahora está en el mercado.

¿Qué aprendizaje se llevan de esta experiencia?

El aprendizaje que me llevo de Qarla es su creatividad, entusiasmo y  ganas de trabajar. Tiene bastante empatía sobre el tema mujer, artesanas, progresar y nos contagia bastante su entusiasmo y sus ganas de sacar adelante el proyecto. Ha sido un aporte enorme para el proyecto, porque sin ella, su público y su experiencia, creo que hubiera sido un poco más complicado llegar a un mercado exigente. Mediante su canal, hemos lanzado estos productos que han sido bien recibidos y que les está gustando a los clientes por su aporte valioso.

En cuanto al trabajo que hacemos con las artesanas de Ayacucho, el aprendizaje que me llevo son sus ganas de salir adelante a pesar de la adversidad. Sus deseos de afrontar los problemas económicos que vivimos día a día y de no rendirse ante los problemas que estamos pasando.

¿Dónde podemos adquirir los artículos de la línea especial por Navidad?

Estamos lanzando los productos, sus precios y el tiempo de entrega tanto en la página de Warmichic como en la de Trenzas Peruanas. El tiempo de entrega es de aproximadamente diez días. Las muñecas son lavables a mano de preferencia con un champú sin fragancia para cuidar el material.

Te puede interesar