Un pelo Pantene dice: "Éste es mi verdadero yo y no importa lo que digas, así me quiero"

Estas son las historias de personas que dejaron a un lado los prejuicios para mostrarle al mundo todo lo que su cabello puede decir.   

“¿Ya viste ese pelo?, quiere llamar la atención”, “Parece que no se peina”, “¡Mira esas canas!, debió teñirse el pelo, cero profesional”. Es probable que a lo largo de tu vida hayas escuchado este tipo de comentarios sobre el aspecto de tu cabello o el de otra persona. Y que muchas veces te hayas dejado llevar por la opinión de otros, el “qué dirán” o solo el temor mostrarte diferente.    

Sabemos que la sociedad a menudo nos impone estándares sobre cómo debería ser nuestro pelo y cómo deberíamos lucirlo, muchos de ellos anticuados y que no reflejan nuestra verdadera identidad. Sin embargo, es momento de cambiar esta normalidad y dejar que tu cabello hable por ti.

Por ello, Pantene se ha propuesto liderar una misión que desafíe los prejuicios sobre un tipo de pelo ideal y apueste por la individualidad de cada persona, para que cada una defina su pelo como más le guste.

Y es que Pantene sabe que el pelo puede decir muchísimo sobre quiénes somos y qué queremos revelarle al mundo. A través de la campaña “Un pelo Pantene lo dice todo” quieren defender la individualidad, inclusión y autoexpresión.

Pantene busca inspirar a más personas a través de historias como las de Paula, Omar o Marcela, quienes encontraron en su pelo la fuerza necesaria para utilizar su cabello como medio de expresión y libertad.

“Creo que mi pelo es mi identidad”, “Los van a escuchar todos los días (los comentarios y prejuicios) mientras estén rompiendo una norma, ¿no?”, “Si mi cabello me hacía tan feliz, ¿por qué no iba a asumirlo con orgullo?” y “Cada uno tiene que descubrir cómo debe ser su pelo para sentirse genial”, son algunas de las reflexiones que podemos escuchar en la campaña “Un pelo Pantene lo dice todo” en la voz de estos personajes.

Detrás del estilo de cada cabello hay una historia

Una de las ideas que se busca desmitificar es que solamente los hombres pueden llevar el pelo corto o viceversa, es decir, que el cabello largo es exclusivo de las mujeres porque se ve femenino. Esta es la historia de Paula quien apostó por un corte distinto y único.

"Cuando me corté el pelo por primera vez, la sociedad básicamente me decía que no iba a encontrar trabajo con este pelo. Me decían que mi corte de pelo era para hombres y no para mujeres. Pero para mí́, mi pelo tiene que ver con la feminidad, porque creo que la feminidad tiene que ver con la fuerza. Mi pelo expresa justamente eso. Soy una mujer fuerte y mi pelo le dice a la gente que tengo la libertad de ser quien soy".

Te puede interesar