Artesano confecciona mascarillas con diseños inspirados en el arte del retablo

Los colores y diseños que caracterizan a los retablos ahora forman parte de diversos modelos de mascarillas de tela gracias al talento de un artesano ayacuchano. 

La pandemia por el nuevo coronavirus ha generado que muchos artesanos busquen nuevas formas de generarse ingresos ante la imposibilidad de vender físicamente sus artesanías. Por ello, muchos decidieron adaptar su trabajo a este nuevo contexto incierto en el que las mascarillas sanitarias se han convertido en un implemento imprescindible al salir de casa. 

Este ha sido el caso de Arturo Ramos, natural de Huamanga con más de 26 años de trayectoria en el arte popular del retablo ayauchano, quien a través de su emprendimiento “Retablos Arturo Ramos” ha comenzado a crear bellos diseños con la iconografía típica de esta expresión artística.

El color y la tradición que envuelve el arte de los retablos ha sido plasmada en cuantiosos modelos de este implemento que representa algo más que un accesorio de moda. Y es que no solo se trata de conseguir un bonito modelo que vaya a acorde a nuestro estilo sino también uno que ofrezca seguridad y protección. Estos diseños se adaptan al rostro, poseen antifluidos, tienen triple protección, son lavables, han sido estirilizadas y cumplen con todas las exigencias del Minsa, según confirmó Ramos a Wapa.pe.  

Desde Huamanga Arturo Ramos y un grupo de 16 personas ya han confeccionado un promedio de 1500 mascarillas de las cuales 600 ya han sido vendidas. Asimismo, el artesano nos comenta que esta iniciativa ha tenido una gran acogida en Lima pues la mayor parte de las ventas son destinadas a la Ciudad de los Reyes. Los pedidos se pueden coordinar por medio de su página de Facebook “Retablos Arturo Ramos”.

El retablista nos reveló que cuando inició la pandemia tuvo que paralizar su negocio por casi un mes lo cual le supuso algunas pérdidas económicas pues, además, tenía expectativas durante los días de Semana Santa. No obstante, supo reponerse y empezar a fusionar su arte con la necesidad del momento: las mascarillas de tela. 

De esta forma, Arturo se suma a esta ola de artesanos como Gaudencia Yupari Quispe y su hija Violeta, quienes comenzaron a producir mascarillas con los colores y texturas características de las polleras sarhuinas, que buscan visibilizar su arte y recordarnos la belleza de nuestro patrimonio cultural por medio de diseños autóctonos que le agreguen más color a nuestros días. 

Te puede interesar