Aloe vera, huevo y maicena: Poderosa crema antiarrugas natural y casera

Realiza este tratamiento de belleza con estos remedios caseros para tratar las arrugas en la frente, ojos y rostro con una poderosa mascarilla.

Las arrugas en la cara y en la piel aparecerán en el momento menos esperado. No importa la edad que uno tenga, es probable que las líneas de expresión lleguen a nuestras vidas más temprano que tarde, aunque ello dependerá también de tu alimentación y estilo de vida.

En cualquier caso debemos estar preparadas para convivir con estos llamados “signos de la edad” que aparecen también el cuello, ojos, frente y escote. Y qué mejor alternativa que con ingredientes naturales que nos ayuden a nutrir la piel y relajar el cutis. Aplica esta mascarilla de forma constante para mejorar el cuidado de tu piel.

¿Cómo cuidar mi piel para prevenir la aparición de arrugas?

Desde casa podemos implementar rutinas y hábitos en nuestras vidas que nos servirán para prevenir y tratar las arrugas en la piel. Una de ellas sin lugar a dudas es la gimnasia facial. Si realizamos una rutina de tensión y distensión correcta durante algunos minutos al día de forma constante podemos estimular la producción de colágeno en la piel y conseguir resultados sorprendentes.

No obstante, también sabemos que existen diversas técnicas quirúrgicas y clínicas como las inyecciones de bótox, la radiofrecuencia facial y los hilos tensores que ofrecen resultados a corto plazo; sin embargo, muchos son costosos y tediosos.

En la otra orilla de opciones tenemos otras alternativas que incluyen productos naturales. Y es que gracias a sus propiedades sirven a modo de cremas antiarrugas. Lo mejor de todo es que podemos usar ingredientes de fácil acceso y bajo costo. Toma nota de cómo prepararlo.

¿Cómo usar el aloe vera, huevo y maicena para tratar las arrugas?

Para esta receta vamos a mezclar el gel del aloe vera pues de acuerdo una investigación publicada en Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatology lograron comprobar que este ingrediente ayuda a reducir las arrugas de la piel.

Otro ingrediente capaz de atenuar las marcas de expresión y relajar las arrugas en la piel es la clara del huevo. Y si incorporamos la maicena, que nos ayudará además a darle una limpieza profunda al rostro, obtendremos una potente combinación.

Ingredientes:

- Cuatro cucharadas de gel de aloe vera

-Una cucharada de aceite de oliva (opcional)

-Dos cucharadas de maicena

-Una clara de huevo

Preparación:

En un recipiente agrega el gel de aloe vera (si lo vas a extraer de una penca de sábila, no olvides dejarlo remojando un día anterior) y la clara de huevo. Luego revuelve y echa la cucharada de aceite de oliva. Al final incorpora la maicena y agrega un poco más solo si la consistencia es muy líquida. La textura ideal es una pasta cremosa. Deja que la mezcla repose por unos minutos.

Aplicación:

Aplícate la pasta luego de haber lavado tu rostro con abundante agua y un jabón neutro. Realiza suaves masajes mientras utilizas el preparado y deja que actúe en tu piel por unos quince minutos. Después enjuaga con un poco de una infusión de manzanilla fría.

Wapa, te sugerimos incluir este preparado en tu rutina de belleza y realizarla dos o tres veces por semana. No olvides incluir ejercicios de gimnasia facial para notar mejores resultados. ¡Tú puedes!

Te puede interesar

SÍGUENOS