4 pasos para secar tu cabello correctamente y evitar quebrarlo

Aprende por qué tu cabello es más vulnerable cuando está mojado y cómo debes secarlo correctamente para evitar que se quiebre.

El secado del cabello nos trae a vueltas... La ciencia dice que podrías estar haciéndolo mal, pero el secado al aire libre puede causar más daño que la secadora.

¿La razón? Pues cuando el cabello está mojado, las fibras capilares se hinchan y debilitan. Por lo tanto, una exposición prolongada al agua tiene más posibilidades de dañar el pelo ya que se encuentra en un estado debilitado.

Cuando el cabello entra en contacto con el agua se hincha, cuanto más dura la hinchazón, más presión ejerce sobre las delicadas proteínas del cabello, lo que puede provocar un daño mayor. Minimizar el tiempo que permitimos que esté mojado es buena idea, pero necesitamos secarlo de manera correcta para evitar daños innecesarios.

¿Por qué el cabello mojado es más frágil?

Necesitas tratar el cabello con cuidado cuando está húmedo ya que cuando está en este estado se debilita, lo que significa que se rompe y se daña fácilmente con las altas temperaturas. De hecho, la temperatura de desnaturalización del cabello cae cuando está mojado.

Comienza secándolo con una toalla con movimientos circulares, aplique un protector de calor, a continuación usa el secador con una temperatura baja y fresca para que no caliente el cabello por encima de la temperatura de desnaturalización. A medida que tu melena se seca la temperatura se puede aumentar ya que la temperatura de desnaturalización aumenta. Una vez se vaya secando y calentando el cabello podemos utilizar una configuración de temperatura alta para moldearlo. Te lo vamos a explicar paso a paso.

La mejor manera de secar el cabello

El científico de ghd y vicepresidente de dispositivos inteligentes, Tim Moore, ha llegado a esta fórmula para que tu pelo luzca mejor y desde la famosa firma han creado un secador que con tecnología aeroprecis para proporcionar un potente caudal de aire a la vez que un flujo totalmente alineado.

Paso 1

Comienza realizando un movimiento de contrición con la toalla. No lo frotes ya que el cabello se rompe muy fácilmente cuando está mojado.

Paso 2

Aplica un protector de calor para crear una barrera invisible contra el daño causado por el calor y proteger la cutícula evitando grietas verticales que causan puntas abiertas y daños irreversibles.

Paso 3

Comienza usando tu secadora con una temperatura media hasta quitar el 80% de la humedad. Las altas temperaturas pueden dañarlo. Finaliza subiendo la temperatura de a pocos.

Paso 4

Cuando comiences a sentir que tu melena se calienta es la señal para comenzar a peinar el cabello.

Te puede interesar

SÍGUENOS