Pepino y menta: refresca la piel de tu rostro en cinco minutos

Para refrescar tu piel solo necesitas aplicar una mascarilla facial de pepino y menta y no podrás dejar de acariciarte el rostro

Dentro de toda rutina de belleza no pueden faltar las mascarillas faciales para complementar el cuidado de la piel. Por ello esta vez te traemos la combinación perfecta para hidratar, nutrir y revitalizar tu rostro en casa. 

No hace falta comprar ingredientes caros pues con tres productos naturales como el pepino, la menta y el yogurt podrás formar una increíble pasta que será capaz de devolverle a tu piel el brillo y la luminosidad que el estrés o el cansancio hayan podido provocar. 

Mascarilla de pepino, menta y yogurt

Antes de usar cualquier mascarilla es recomendable realizar primero una prueba en nuestros brazos para saber si no somos alérgicos y nuestra piel no presenta inconvenientes. 

En este caso vamos a mezclar los altos componentes de ácido láctico que posee el yogur y nos ayudará a desinfectar la piel del cutis con el contenido del mentrol que es propio de la menta. Ambos productos le otorgarán a tu piel la frescura y vitalidad que tanto necesita. 

Y para potenciar los efectos le hemos añadido los beneficios del pepino que también favorecerá a controlar el exceso de grasa e hidratar nuestra piel como tienes idea. 

¿Qué ingredientes necesito?

1 cucharada de yogur natural (20 g)

1 cucharadita de leche en polvo (5 g)

½ pepino

1 cucharada de menta finamente picada (15 g)

¿Cómo lo preparo?

-Toma un pepino mediano, lávalo, córtalo en varios pedazos pequeños y aplástalos.

-Luego agrega con la leche en polvo, el yogur y las hojas de menta y sigue removiendo hasta formar una pasta sólida. Si tienes un procesador de alimentos también puedes usarla.

-Después cuando obtengas una consistencia manejable puedes aplicarlo en tu rostro (previamente exfoliado) con suaves masajes.

-Deja que el preparado actúe por 20 minutos en tu piel mientras realizas otras actividades.

-Ahora lava tu cutis con abundante agua y seca tu rostro con una toalla dando ligeros toques (nunca restriegues tu cara en la toalla).

Te sugerimos realizar esta mascarilla dos o tres veces por semana pues es un potente hidratante que dejará tu piel humectada al instante.

Te puede interesar